El 21.4% de los hispanos vivían en pobreza en 2015.