Updated

I.K. Bruto volvió a llamar. Es mi amigo imaginario de toda la vida, el que siempre me presiona.

“Quieren construir un velódromo en tu barrio”, gruñó en el teléfono. “Ya sé”, le dije. Un desarrollador que se volvió entusiasta del ciclismo quiere crear un velódromo comercial, un terraplén ovalado y una pista de bicicletas BMX hecha de saltos, obstáculos y arcenes de tierra en el viejo vertedero de Sentinel Peak, conocido por todos como el cerro de la “A”. El terreno es controlada por Rio Nuevo, que apoya la idea.

Damion Alexander, agente de bienes raíces, presentó el proyecto hace poco a la Asociación de Vecinos de Menlo Park. Por el tono de las preguntas, los vecinos no estaban contentos.

“Entonces, ¿te vas a seguir de largo para no pasarte?”, preguntó Bruto en su usual tono sarcástico. “¿De qué lado está usted, Señor Residente del Oeste de la Ciudad?”. Pare ser honestos, tengo que mencionar que mi esposa y yo vivimos en Menlo Park y tenemos una propiedad a un lado del lugar en cuestión.

El sitio se ubica al sur del Mercado San Agustín en West Congress Street y de las futuras oficinas corporativas regionales de Caterpillar, adyacentes a Barrio Sin Nombre. Este terreno de 22 acres (unos 89,000 metros cuadrados) está rodeado de Mission Lane al norte, South Grande Avenue al oeste, Santa Cruz River al este y 22nd Street al sur.

Además de las pistas de ciclismo, el proyecto incluye una pista para caballos, una ciclovía que conectaría con The Loop por ell Río Santa Cruz, una pista para caminar, áreas verdes, instalaciones con baños y casa club, estacionamiento para 250 vehículos y una plaza para eventos.

El proyecto también incorpora señalamientos históricos y espacio para reconocer el lugar como el sitio donde se originó Tucsón. Esto último es un factor crucial para preservadores históricos, incluido yo.

Alexander dijo que es sensible a la importancia histórica del lugar. Dijo que el plan se ha alterado varias veces para tomar en cuenta las preocupaciones y las interrogantes desde que empezó a plantear el proyecto a principios de este año a Rio Nuevo, a la concejala Regina Romero, quien representa a esa área de la ciudad, a las asociaciones de vecinos y conservacionistas y a grupos de ciclistas. Le dijo al grupo Menlo Park que el plan no estaba terminado.

“Entiendo y me importa el significado de esta tierra”, dijo Alexander en una entrevista telefónica. Y lo mismo enfatizó ante la asociación de vecinos. Dijo que el proyecto del velódromo honraría esa tierra y sus antecedentes con letreros que interpreten y expliquen la historia. Los visitantes, dijo en la reunión con la asociación, “conocerían la cultura y la historia sobre la que estarían parados”.

Una berma de tierra de 20 pies (6 metros) de alto en la pared del lado norte del parque de ciclismo lo separará de Mission Garden y del Tucson Origins Heritage Park, donde se albergaron el recreado convento y la casa Carrillo, primeras estructuras coloniales desaparecidas hace mucho tiempo, y del Rancho Chuk-son, que reconoce a los indígenas que vivieron en el lugar por miles de años antes de que el sacerdote y explorador jesuita Eusebio Francisco Kino estableciera en 1692 la Misión San Cosme y Damián de Tucsón, que duró poco.

Rio Nuevo ha destinado 2 millones de dólares a la restauración de la casa Carrillo y de Mission Lane, me escribió en un correo electrónico Fletcher McCusker, jefe del Distrito de Instalaciones Multiusos Rio Nuevo (Rio Nuevo Multipurpose Facilities District). También escribió que Rio Nuevo está a favor del velódromo y la pista BMX porque generarían impuestos sobre la venta y justifican la inversión del distrito. Más aún, escribió, la propiedad tiene poco potencial de crecimiento porque se ubica en un vertedero que requiere extensas reparaciones de daños.

Sin embargo, añadió que la propuesta “únicamente funciona si todas las partes interesadas están de acuerdo”.

Alexander dijo en la entrevista que los componentes históricos y el parque de ciclismo son compatibles. Enfatizó que Tucsón se ha convertido en una fuerte comunidad ciclista y que el velódromo sería un generador económico.

Bruto se burló. “Esto va a ser un estacionamiento de bicicletas que atraerá a un montón de gente a la que no le importan la historia y la cultura de Tucsón. Y no todos ellos llegarán en bicicleta”, dijo. “Espera a ver todo el tráfico que habrá en el vecindario junto con los ciclistas”.

El tráfico, el ruido y la contaminación lumínica podrían ser un obstáculo mayor que los deseos de los defensores históricos. South Grande es de dos carriles y es muy transitado, y ahí no parece haber ningún plan para ampliarla. No se han hecho estudios sobre el impacto ambiental.

En la reunión vecinal, los residentes atiborraron a Alexander con cuestionamientos y dudas. Muchos dijeron que el área residencial es inapropiada para instalaciones altamente comerciales de ciclismo. El proyecto no sólo afectaría a Menlo Park y Barrio Sin Nombre sino a Barrio Kroger Lane al este del río, a los residentes de “A” Mountain al sur del proyecto y al Panorama Estates a un lado del Sentinel Peak, e incluso a Barrio Hollywood, al norte de St. Mary’s Road.

Es un buen plan, pero no aquí, dijeron. Ese terreno debería convertirse en un parque del desierto de Sonora, dijo un residente de mucho tiempo. Otros dijeron que esa tierra debería dedicarse a la historia y cultura de Tucsón.

Romero, quien no estuvo en la reunión, dijo vía telefónica que apoya el proceso de presentación y revisión del plan pero que no apoyará ni se opondrá a la propuesta en sí hasta que los residentes se expresen. El desarrollador, los habitantes de la zona y otros involucrados necesitan discutir y debatir el velódromo propuesto. “Creo en sostener conversaciones”, dijo.

Romero agregó que está a favor de un proyecto que permitiera que esa tierra tuviera “un buen uso para la comunidad”.

Bruto dijo que por ahora ya escuchó bastante. “Volveremos a hablar de esto”, prometió. “Pero te diré una cosa”, dijo. “Ya una vez enterramos la historia de Tucsón. No volveremos a cometer el mismo error”.

Ernesto “Neto” Portillo Jr. es editor de La Estrella de Tucsón. Contáctalo en netopjr@tucson.com o al 573-4187.

Outbrain