El centro de Tucsón estrena tranvía

2014-07-24T00:00:00Z El centro de Tucsón estrena tranvíaLuis F. Carrasco La Estrella de Tucsón Arizona Daily Star

El Tranvía Moderno de Tucsón arranca este fin de semana y representantes de la ciudad esperan que su funcionamiento beneficie a todo Tucsón, incluyendo a la comunidad hispana.

Para ese efecto se han encargado de traducir al español todo el material informativo disponible sobre el tranvía, incluyendo cómo utilizar la nueva opción de transporte y cómo mantenerse seguro a lo largo de las vías, ya sea como peatón, ciclista o conductor.

El interior del tranvía también cuenta con señalamientos en español y las unidades de ventas de boletos tienen una opción para nuestro idioma, comentaron representantes de la ciudad.

Las metas del proyecto de 197 millones de dólares incluyen generar empleos e impulsar el desarrollo económico a lo largo de la ruta; conectar el centro de Tucsón, la Universidad de Arizona, la 4th Avenue y el lado oeste y mejorar el transporte público en la región.

Pero para algunos residentes del oeste de la ciudad, la ruta del tranvía es de poco interés.

“Siento que está hecho para los de la universidad, para que vayan a los bares y se la pasen bien”, dijo Ángela Miramontes, quien vive en el área del Barrio Hollywood. “Pueden poner todo en español, pero quiero ver cuántos viejitos se suben para hacer sus mandados”.

Miramontes, de 72 años de edad, dijo que aunque apreciaba que la ciudad quiera dirigirse a la comunidad hispana, son más bien los jóvenes quienes aprovecharán el tranvía.

Sin embargo, la concejal Regina Romero señaló que el tranvía es para todos.

“El tranvía, especialmente porque el lado oeste peleó tan duro para ser conectado al resto del centro y a la Universidad de Arizona, es una oportunidad maravillosa para la comunidad hispana que vive en el lado oeste”, dijo.

Romero comentó que comunidades del poniente de Tucsón como los barrios Kroeger Lane, Sin Nombre y Hollywood — que anteriormente se habían sentido desconectados del centro por estar del otro lado de la carretera interestatal — ahora tendrían esa conexión.

Bertha Sánchez, quien vive en Menlo Park, dijo que el tranvía no se compara con los autobuses y que fue una mala inversión.

“Pienso que es una pérdida de dinero, hubieran usado ese dinero para arreglar las calles”, dijo Sánchez. “Deberían de ver el 21, el camión que sube por Silverbell — clang, clang, clang, clang — parece que se le van a caer las llantas”.

Sánchez, quien dijo que a sus 81 años de edad ha utilizado el transporte público desde que era adolescente, usa el camión todos los días para desplazarse por la ciudad.

Señaló que el tranvía no tiene la flexibilidad que tiene el autobús, cuya parada más cercana está a media cuadra de su casa, a diferencia de las varias cuadras de distancia a las que le queda el tranvía.

Representantes de la ciudad dijeron que viajeros con una tarjeta SunGO — disponible en línea y en los centros de tránsito Ronstadt, Laos y Tohono — pueden transferirse del tranvía al autobús sin problema alguno.

Los boletos individuales expedidos en la máquinas a lo largo de la ruta del tranvía también pueden utilizarse en un autobús el mismo día dentro de dos horas o hasta en dos cambios de línea.

Sánchez y Miramontes señalaron que aunque tal vez el tranvía no era para ellas, ambas recordaban cuando el centro estaba lleno de tiendas, no sólo bares o restaurantes, y si el nuevo medio de transporte podía ayudar a revitalizar el área, entonces valdría la pena.

Y aunque sigue sin convencerse, Sánchez dijo que por curiosidad sí se subirá al tranvía este fin de semana, cuando los viajes serán gratuitos.

“Voy a viajar por toda la cosa, hasta donde vaya, y que me traiga de regreso — si tengo tiempo”, bromeó.

Contacta a Luis F. Carrasco al 807-8029 o en lcarrasco@tucson.com. En Twitter: @lfcarrasco.

Copyright 2015 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.