Por Joseph Treviño

La Estrella De Tucsón

En un cuarto de un centro comunitario de Sur Tucsón, tres mujeres colocan fotos, dibujan imágenes y extienden planos en el suelo

En el dibujo se hallan en blanco y negro un grupo de niños en una alberca, una mujer haciendo tortillas a mano, un coche lowrider rojo y una mujer tocando una guitarra acústica. Las tres artistas le están echando todas las ganas a este proyecto que será un mural, una obra de arte que esperan que refleje el auténtico espíritu de la ciudad de Sur Tucsón.

De hecho, las artistas quieren que la comunidad de los alrededores tome parte pintando dos murales, uno será expuesto en una de las paredes del centro House of Neighborly Service, mientras que el otro será pintando en una pared movible que será expuesto en varias partes de la ciudad.

Han llamado al proyecto “Pinta el mural” (“Color the Mural”).

Además del mural, unos danzantes acompañarán la develación de la obra con una exposición de arte moderno, cortesía de la empresa de danza Safos. El proyecto es una colaboración entre Safos y House of Neighborly Service.

“Queremos que el arte sea parte de la experiencia diaria”, dijo Yvonne Montoya, directora, coreógrafa y danzante de Safos. “Queremos mostrar eso y la belleza de la comunidad, como artista, es importante”.

El mural, el cual a primera vista aparenta ser sencillo, realmente será un proyecto de dos años de duración, dijo Montoya. De hecho, la realización se dividie en tres fases.

La primera fase fue la de recaudar la información necesaria para elegir qué pintar sobre el mural, dijo Montoya. Para eso, platicaron con cientos de personas de los alrededores, quienes les contaron anécdotas del barrio y les mostraron fotos de antaño.

Entre las fotos electas estuvieron la de una señora amasando tortillas, otra de un coche lowrider de los setentas y una foto de la década de los treintas de la que fue la primera alberca “integrada” (ubicada al lado de lo que ahora es House of Neighborly Service), ya que antes de eso, las albercas se dividían en horarios para personas blancas y el resto para latinos, afroamericanos y otras minorías.

“Las albercas estaban segregadas. Los mexicanos y afroamericanos sólo podían usarlas el día antes de que eran limpiadas. Ésta fue una integrada. Eso sucedió por mucho tiempo”, dijo Michele Orduña, directora de House of Neighborly Service. “Esta alberca estaba integrada. En una foto en blanco y negro puedes ver que había de todo. Eso es algo de lo que estamos orgullosos”.

Un mural

de la comunidad

Mel Domínguez, una diseñadora que labora en ubicar en lienzos los dibujos y fotos que irán en el mural (para luego ser pintados por gente de la comunidad, incluyendo niños), dijo que le entusiasma la idea de que los artistas locales puedan trabajar en conjunto con la gente de los alrededores.

Montoya, quien preparará una danza para cuando el mural sea completado en el 2015, cree que el hecho de que alternen artistas con niños y jóvenes de la comunidad es benéfico, pues así los pequeños se darán cuenta de que una carrera en las artes realmente es algo que, si tienen talento, está a su alcance.

Pero lo que realmente entusiasma a Carla Turco, una danzante que también ayuda con la elaboración del mural, es que considera que esta obra realmente será parte de la comunidad de Sur Tucsón.

Dijo: “Queremos que la comunidad salga, trabaje con nosotros y sea parte de esto”.

Si desea hacer un donativo para ayudar con el proyecto del mural, puede llamar al (520) 481-1656 o visitar la página de Internet www.safosdance.org.

Contacta a Joseph Treviño al 807-8029 o en jtrevino@azstarnet.com.