En la frontera, un caso sin resolver

2013-11-14T00:00:00Z 2013-11-14T10:36:07Z En la frontera, un caso sin resolverJoseph Treviño La Estrella de Tucsón Arizona Daily Star

Hace poco más de un año, Taidé Elena solía abrazar a su nieto.

Pese a que José Antonio Elena Rodríguez, el adolescente, tenía ya 16 años de edad y tenía planes de ser un soldado, la abuela lo seguía llamando “su niño”.

Ahora, dice Elena, sólo puede tocar las fotos de su nieto, pues hace más de 13 meses que José Antonio cayó abatido por una ráfaga de balas cuando caminaba por una calle de Nogales, justo al lado de la valla fronteriza que separa a México de Estados Unidos. Los proyectiles, provenientes de una pistola calibre 40, los dispararon agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes estaban del lado norteamericano.

La Patrulla Fronteriza dice que los agentes estaban defendiéndose de unos hombres que les lanzaban piedras mientras que otros intentaban cruzar la frontera con pacas de droga adheridas a sus cuerpos. La Patrulla no ha revelado mucho más sobre el caso, como tampoco ha revelado la identidad del agente o agentes que dispararon.

“Era un adolescente, pero para mí era mi niño”, dice Elena, entre lágrimas, en una entrevista con La Estrella de Tucsón el sábado 9 de noviembre en su hogar de Nogales, Arizona.

A más de 13 meses, el tiroteo que dejó a José Antonio con dos balas en la cabeza, una en un brazo y cinco balas en su espalda –las últimas, de acuerdo a investigadores estatales de Sonora, penetraron el cuerpo del muchacho cuando éste ya estaba caído- dista mucho de estar esclarecido.

La familia de Elena Rodríguez ha puesto demandas legales tanto en Estados Unidos como en México.

Por su parte, la Patrulla Fronteriza no ha comentado al respecto desde el incidente, refiriendo el caso a la Oficina de Investigaciones Federales (FBI), quienes dijeron que el caso sigue en pie y que no pueden hacer declaraciones sobre el mismo.

Recuento de una muerte

no anunciada

Elena, la abuela de José Antonio, se pasa la vida entre las dos naciones.

Vive en una casa rodante en Nogales, Arizona, con su esposo, donde para subsistir ella suele cuidar niños. Va seguido a su casa en Nogales, Sonora, la cual queda en un barrio de clase trabajadora, a unas cuadras del lugar donde fue acribillado su nieto y en la que vivía éste cuando sucedió la tragedia.

Ahí reside su nuera, quien enviudó tras la muerte de su hijo, el padre de José Antonio. En la familia queda Diego Elena Rodríguez, de 20 años de edad, quien desde la muerte violenta de su hermano menor se ha hundido en la depresión, dice Elena.

En una foto tomada pocos días antes de su muerte, aparece Rodríguez, de 16 años, ya con un tenue bigote y un cuerpo juvenil y atlético, cortesía del juego de baloncesto, al lado de su hermano mayor.

El anhelo de José Antonio era prepararse para entrar en las fuerzas armadas mexicanas, dice Elena. Es por eso que jugaba en los deportes y buscaba el consejo de veteranos militares con el fin de estar en forma para cuando se inscribiera y entrara en los duros adiestramientos militares.

Elena insiste en que su nieto era un joven estudioso que iba por buen camino y que no pudo haber estado entre quienes lanzaron piedras contra los agentes de la Patrulla Fronteriza la fatídica noche en que fue baleado.

Isidro Álvarez, un residente de Nogales, Sonora, de 36 años de edad, concuerda con Elena sobre lo de que Rodríguez no le lanzó piedras a los agentes.

Álvarez declaró en abril durante una conferencia de prensa –en la que estuvo el Arizona Daily Star, diario hermano de La Estrella- que había visto caminar a José Antonio por la Avenida Obregón y que lo vio torcer hacia el Oeste por la calle que colinda con la barda fronteriza.

Álvarez, quien tardó meses en presentarse como testigo, según él por temor, ya que nunca antes había presenciado un asesinato, iba a unos 20 pies detrás del joven que caminaba cuesta arriba con las manos metidas en los bolsillos, cuando vio que dos hombres corrían y escuchó los disparos.

Al instante vio caer a José Antonio. Ya tendido, la ráfaga continuó.

“Él ni cuenta se dio que lo iban a matar. Ni siquiera volteó para la línea”, dijo Elena. “Ellos demuestran lo racistas que son. No nos quieren a los mexicanos. No puede ser que el niño tirado todavía le siguieran tirando. El niño muerto y todavía le siguieran tirando…”.

Aquí no hay novedad

Pese a las protestas y quejas de varias organizaciones de derechos humanos como ACLU, a principios de este mes el jefe de la Patrulla Fronteriza, Mike Fisher, dijo que no se les prohibirá a los agentes usar la fuerza letal en los casos en que éstos sean atacados por personas que les lancen piedras, pese a las recomendaciones de organizaciones no lucrativas como Police Executive Research Forum (Foro Ejecutivo de Investigaciones Policiacas).

“No deberíamos de tener que quitar de nuestra política y decir, excepto por esto o por aquello”, le dijo Fisher a Associated Press.

“Sólo para decir que no deberíamos de dispararle a los que lanzan piedras a nuestros vehículos, en nuestro ambiente, eso es muy problemático y podría potencialmente poner en peligro a nuestros agentes”.

Mientras tanto, Elena dice que su familia seguirá luchando para que el caso sea esclarecido mediante una demanda civil.

Lamenta que el gobierno de México al parecer se haya echado atrás con el apoyo, pero siguen los litigios en ambos países.

Por su nieto muerto y por el que le sobrevive, Diego, dice que seguirá hasta el final.

“No importa. Vamos a escalar”, dice Elena. “Duremos lo que duremos. Pero vamos a escalar… con el favor de Dios”.

Contacta a Joseph Treviño al 807-8029 o en jtrevino@azstarnet.com.

Copyright 2014 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Activate

La Estrella video

La Estrella de Tucsón con información sobre la crisis de los refugiados centroamericanos

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco hablan de la pro…

La Estrella de Tucsón con información sobre la final de la Copa del Mundo

La Estrella de Tucsón con información sobre la final de la Copa del Mundo

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y y Liliana López Ruelas, de l…

La Estrella de Tucsón ofrece una reportaje sobre los Soñadores

La Estrella de Tucsón ofrece una reportaje sobre los Soñadores

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco h…

La Estrella de Tucsón presenta a un cantautor Cubano en el Viejo Pueblo

La Estrella de Tucsón presenta a un cantautor Cubano en el Viejo Pueblo

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, presenta la nueva edición de L…

La Estrella de Tucsón presenta a jóvenes captando la frontera con sus cámaras

La Estrella de Tucsón presenta a jóvenes captando la frontera con sus cámaras

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco, …

La Estrella de Tucsón presenta la historia del inmigrante Daniel Neyoy

La Estrella de Tucsón presenta la historia del inmigrante Daniel Neyoy

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco, …

La Estrella de Tucsón presenta su suplemento especial: Brasil 2014

La Estrella de Tucsón presenta su suplemento especial: Brasil 2014

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y Liliana López Ruelas, de la …

La Estrella de Tucsón sigue con su serie: 50 objetos

La Estrella de Tucsón sigue con su serie: 50 objetos

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y Liliana López Ruelas, de la …

Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza

Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza

La Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza organizó una vigilia de 48 horas en Ambos Nogales.

La Estrella de Tucsón celebra su edición 501

La Estrella de Tucsón celebra su edición 501

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, habla de la edición de esta se…

Featured businesses

View more...

Deals, offers & events

View more...