PHOENIX. (AP) -- Un juez federal retrasó su fallo en el caso de caracterización racial contra la oficina del jefe policial de Arizona, Joe Arpaio, aunque ha indicado que es casi seguro que la corte nombrará un observador para a esa agencia.

El juez federal Murray Snow concluyó en mayo que la oficina del Sheriff del Condado de Maricopa efectuó acciones dirigidas específicamente contra hispanos en tanto que los agentes realizaron detenciones prolongadas sin justificación alguna.

Fue la primera vez que una corte determina que una agencia policial practicó caracterización racial. La Oficina de Arpaio ha presentado la apelación respectiva.

Durante la audiencia del viernes en Phoenix, persistieron las discrepancias entre los abogados de ambas partes para lograr una solución en los puntos principales, como el nombramiento de un observador que garantice que la agencia se someta a las obligaciones que marca la constitución.

La oficina de Arpaio, por su parte, ha objetado que los agentes expliquen por qué detuvieron un vehículo antes de aproximarse al conductor.

El fallo definitivo está previsto para mediados de septiembre.