Joe Arpaio, jefe de la Policía del Condado Maricopa, hace declaraciones en una conferencia de prensa en Phoenix, Arizona, el 4 de febrero de 2009. Un juez federal ha demorado un fallo en el caso de caracterización racial contra la Policía de Maricopa.

Por Brian Skoloff

The Associated Press

PHOENIX, Arizona.– Un juez federal volvió a postergar el viernes su fallo en el caso de caracterización racial contra el Sherifato del Condado Maricopa, dirigido por Joe Arpaio, al tiempo que persisten las divergencias entre ambas partes en cuanto a las medidas a tomar para que la entidad policial respete las exigencias constitucionales.

El juez federal Murray Snow, concluyó en mayo que el Sheriff del Condado Maricopa emprendió acciones dirigidas específicamente contra hispanos y los alguaciles efectuaron detenciones prolongadas sin justificación, la primera vez que un tribunal decidió que la entidad policial del condado más poblado de Arizona había incurrido en discriminación racial.

Snow había diferido el fallo del caso en junio, después que las partes pidieron más tiempo para alcanzar un acuerdo, aunque quedó claro en la audiencia del viernes que ninguna cedería a las exigencias de la otra.

Supongo que ustedes dejan en mis manos que estudie sus planteamientos y emita una orden, y eso es lo que pretendo hacer”, dijo Snow a los abogados.

El juez dio a los abogados de ambas partes hasta el 18 de septiembre para que entreguen información adicional y dijo que emitirá una orden definitiva poco después.

Una propuesta crucial que los abogados del Sheriff de Maricopa han objetado tajantemente es que los alguaciles tengan que avisar a las centrales con las que se comunican por radio por qué detuvieron un vehículo antes de tener contacto con el conductor.

Como el caso se debe a la demanda de un pequeño grupo de hispanos contra la entidad, a la que acusaron de violar sus derechos constitucionales al asegurar que se les detuvo simplemente por ser hispanos, los abogados de los demandantes afirman que el requisito es crucial para determinar el motivo de las detenciones en la vía.

El Sub Sheriff del Departamento del Condado Maricopa, Jerry Sheridan, dijo al juez que el cumplimiento de ese punto sería peligroso y una enorme carga ya que “las detenciones viales son una de las operaciones más peligrosas que ejecutan los agentes”.

Se necesita menos de un segundo para decir ‘voy a detener tal vehículo porque va a alta velocidad’”, dijo Cecillia Wang, abogada de la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), que representa a los demandantes.

Ese requisito es necesario “dado el historial... de acciones de la policía dirigidas específicamente contra los hispanos”, agregó.

Contacte a Felipe Lucero en el Email: flucero@azstarnet.com o al teléfono: 807-8033