Marco González parado del lado norteamericano, cerca de la barda fronteriza, en Nogales, Arizona, el 28 de noviembre de 2012. González fue quien llamó al 911 la noche en que José Antonio Elena Rodríguez, estando del lado mexicano, fue baleado por un agente desde EU.

Kelly Presnell/Arizona Daily Sta