La nueva reforma fiscal significa un gran recorte impositivo para empresas de servicios públicos como Tucson Electric Power, lo que podría reflejarse en una reducción en los recibos de los usuarios. En la foto, trabajadores de Tucson Electric Power trabajan con líneas eléctricas cerca de East Irvington Road y South Campbell en abril de 2013.

Mike Christy / La Estrella de Tucsón

Los clientes de Tucson Electric Power Co. y otros servicios públicos regulados por el estado podrían estar cerca de una pausa en sus facturas, gracias a la revisión de los impuestos federales.

Pero exactamente cómo y cuánto está en el aire, ya que las empresas y los reguladores trabajan con los efectos de la legislación de gran alcance.

Impulsada por los reguladores, TEP y otras empresas de servicios públicos están presentando o preparando propuestas para devolver a los contribuyentes potenciales millones de dólares que las compañías ahorrarán debido a un recorte en la tasa de impuestos corporativos de EE. UU., que pasó del 34 por ciento al 21 por ciento.

TEP planea presentar propuestas para aprobar sus ahorros impositivos, aunque todavía no se cuenta con los detalles, en respuesta a una solicitud de un miembro de la Comisión Corporativa.

Arizona Public Service Co., la mayor empresa regulada por el estado, ya presentó una propuesta para pasar el beneficio fiscal al reducir los cargos de energía que pagan los clientes por kilovatio hora de energía, una medida que ahorraría aproximadamente $4.70 mensuales al cliente promedio de APS que usa 1,100 kWh por mes.

TEP está explorando opciones que incluyen una reducción de tarifa o gastar sus ahorros impositivos en mejoras al sistema que beneficiarían a los clientes a largo plazo.

“Los beneficios de la reducción de impuestos podrían pasarse a través de tasas más bajas o compensando el costo de las mejoras, como las mejoras de infraestructura, lo que retrasaría o reduciría los aumentos futuros de las tarifas”, dijo el portavoz Joe Barrios. “Hay oportunidades para los beneficios a corto y largo plazo para los clientes, y eso es lo que estamos analizando ahora”.

Se espera que TEP y otras empresas presenten sus propias propuestas antes del 20 de enero en respuesta a una carta presentada por el Comisionado Justin Olson después de la aprobación de la ley tributaria en diciembre.

“El efecto de esta reducción en la obligación tributaria debe llegar a todos los contribuyentes de servicios públicos de manera eficiente y rápida”, escribió Olson, solicitando comentarios y propuestas y un taller para los interesados como parte de los nuevos procedimientos para examinar el asunto.

Olson señaló que la comisión había discutido los posibles impactos a medida que el impulso de la reforma tributaria cobraba impulso durante al menos tres casos de tasas recientes.

La Comisión de Corporaciones está revisando a fondo la propuesta de APS, dijo un funcionario.

“Trabajaremos rápidamente para realizar a fondo esta revisión para asegurar que los clientes de APS reciban todas las reducciones de tarifas a las que tienen derecho bajo las nuevas leyes de impuestos federales”, dijo la portavoz de la comisión, Holly Ward.

El tema de la reducción de impuestos podría afectar a cualquiera de los servicios públicos de agua, gas y electricidad con fines de lucro regulados por la Comisión de Corporaciones que pagan impuestos sobre el ingreso. El panel regula 15 empresas eléctricas, seis proveedores de gas natural, cerca de 350 compañías de agua y docenas de proveedores de telecomunicaciones.

Pero no afecta a las cooperativas eléctricas rurales exentas de impuestos, como señaló la directora de la Cooperativa Trico Electric, con sede en Marana, en una respuesta a la Comisión de Corporaciones esta semana.

“Como cooperativa eléctrica sin fines de lucro, Trico no paga impuestos federales sobre la renta, y las tarifas aprobadas en el caso de tasa más reciente de Trico no incluyen la recuperación de los impuestos federales sobre la renta”, dijo el gerente general y gerente general de Trico, Vincent Nitido, en una carta a la comisión.

Una lista de otras presentaciones en respuesta a la carta de Olson no estuvo disponible el miércoles debido a problemas técnicos con la base de datos en línea de la Comisión de la Corporación.

Geoff Oldfather, portavoz de las Cooperativas de Transmisión y Generación de Arizona con sede en Benson, también dijo que el problema no afecta a la cooperativa de generación y transmisión exenta de impuestos, que opera la Estación Generadora Apache a través de la Cooperativa de Energía Eléctrica de Arizona.

El jefe de un grupo que representa a los inversionistas de Arizona dijo que el efecto total del nuevo impuesto a los servicios públicos aún está por verse.

“Hay muchas disposiciones en la ley de impuestos, y creo que va a tomar un tiempo antes de que las compañías y la comisión entiendan los impactos”, dijo Gary Yaquinto, presidente y CEO de Arizona Investment Council y ex director de servicios públicos de la Comisión Corporativa.

Las empresas de servicios públicos, los reguladores y otras partes interesadas tendrán la oportunidad de analizar el impacto de la reforma tributaria en las utilidades del estado en un taller programado para el 31 de enero en las oficinas de la Comisión de Corporaciones en Phoenix. El taller también se transmitirá en línea en azcc.gov/livebroadcast

ENGLISH VERSION

Customers of Tucson Electric Power Co. and other state-regulated utilities may be in line for a break on their bills, thanks to the federal tax overhaul.

But exactly how, and how much, are up in the air as companies and regulators grapple with the effects of the far-reaching legislation.

Prompted by regulators, TEP and other utilities are filing or preparing proposals to return to ratepayers potentially millions of dollars the companies will save because of a cut in the U.S. corporate tax rate to 21 percent, from 34 percent.

TEP plans to file proposals to pass through its tax savings, though details are not yet available, in response to a request by a Corporation Commission member.

Arizona Public Service Co., the largest state-regulated utility, already has filed a proposal to pass through the tax benefit by reducing the energy charges customers pay per kilowatt-hour of power, a move that would save the average APS home customer using 1,100 kWh per month about $4.70 monthly.

TEP is exploring options including a rate cut or spending its tax savings on system improvements that would benefit customers in the long run.

“The benefits of the tax reduction could be passed along through lower rates or by offsetting the cost of improvements, like infrastructure improvements, which would delay or reduce future rate increases,” spokesman Joe Barrios said. “There are opportunities for both short- and long-term benefits to customers, and that’s what we’re analyzing now.”

TEP and other utilities are expected to file their own proposals by Jan. 20 in response to a letter filed by Commissioner Justin Olson after passage of the tax law in December.

“The effect of this reduction in tax liability should be passed onto every applicable utility ratepayer in an efficient and expeditious manner,” Olson wrote, requesting comments and proposals and a workshop for stakeholders as part of new proceedings to examine the issue.

Olson noted that the commission had discussed potential impacts as the tax-reform push gathered momentum during at least three recent rate cases.

The Corporation Commission is thoroughly reviewing APS’s proposal, an official said.

“We will work swiftly to thoroughly conduct this review to ensure APS customers receive all rate reductions they are entitled to under the new federal tax laws,” commission spokeswoman Holly Ward said.

The tax-cut issue could affect any of the for-profit water, gas and electric utilities regulated by the Corporation Commission that pay income taxes. The panel regulates 15 electric utilities, six natural-gas providers, about 350 water companies and dozens of telecommunications providers.

But it doesn’t affect tax-exempt rural electric cooperatives, as the head of Marana-based Trico Electric Cooperative noted in a response to the Corporation Commission this week.

“As a nonprofit electric cooperative, Trico does not pay federal income taxes, and the rates approved in Trico’s most recent rate case do not include recovery of federal income taxes,” Trico CEO and General Manager Vincent Nitido said in a letter to the commission.

A list of other filings in response to Olson’s letter was not available Wednesday because of technical issues with the Corporation Commission’s online database.

Geoff Oldfather, a spokesman for the Benson-based Arizona Generation and Transmission Cooperatives, also said that issue doesn’t affect the tax-exempt generating and transmission co-op, which operates the Apache Generating Station through the Arizona Electric Power Cooperative.

The head of a group that represents Arizona utility investors said the full effect of the new tax on utilities remains to be seen.

“There’s a lot of provisions in the tax law, and I think it is going to take some time before the companies and the commission understand the impacts,” said Gary Yaquinto, president and CEO of the Arizona Investment Council and a former Corporation Commission utilities director.

Utilities, regulators and other stakeholders will have a chance to discuss the impact of tax reform on the state’s utilities at a workshop set for Jan. 31 at Corporation Commission offices in Phoenix. The workshop will also be streamed online at azcc.gov/livebroadcast

Contact senior reporter David Wichner at dwichner@tucson.com or 573-4181. On Twitter: @dwichner. On Facebook: Facebook.com/DailyStarBiz

Senior reporter covering business and technology for the Arizona Daily Star/Tucson.com