MEXICO (AP) -- El conglomerado minero Grupo México lamentó el jueves el derrame de sulfato de cobre y metales pesados sobre dos ríos por el cual las autoridades ambientales demandaron a una de sus subsidiarias.

Las autoridades ambientales interpusieron una denuncia contra la minera Buenavista, de Grupo México, por el derrame el 7 de agosto en el estado norteño de Sonora e incluso el Congreso mexicano aprobó el miércoles un exhorto para que se le cancelara la concesión de la mina que opera en la zona.

En un anuncio pagado y publicado el jueves en diarios nacionales, el conglomerado señaló que lamentaba el incidente y manifestó su disposición a trabajar con las autoridades para lograr "una pronta solución para la limpieza de los ríos y remediación".

Funcionarios han dicho que la compañía informó falsamente que el derrame fue causado por una lluvia inusual, cuando en realidad se trató de una falla en una tubería que conecta estanques que contienen los desechos tóxicos de la mina de cobre. El gobierno estima que la empresa podría enfrentar multas cercanas a los tres millones de dólares.

El derrame obligó a suspender el suministro de agua a miles de personas.