Un montañista de Tucson fue hallado muerto, colgando de un precipicio con su equipo deportivo, y un médico forense determinó que la causa fueron las picaduras de abejas, se informó el jueves.

El cuerpo de Steven Johnson estaba cubierto de cientos de picaduras cuando lo hallaron el lunes en los montes Santa Rita. El doctor Gregory Hess determinó que el veneno de las abejas lo mató, informó el diario Arizona Daily Star.

El escalador de 55 años fue visto por última vez el viernes, y la búsqueda comenzó el lunes cuando sus amigos reportaron que faltó a su trabajo.

Los rescatistas hallaron los cadáveres de Johnson y de su perro, que también había muerto a causa de las picaduras y fue enterrado en la montaña.

Un escalador que fue al lugar el lunes dijo que la cuerda de Johnson pendía a escasa distancia de una colmena.