PHOENIX. (AP) -- Unas 250 personas se reunieron el lunes frente a la oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos en Phoenix con el objetivo de detener futuras deportaciones de inmigrantes.

Los manifestantes marcharon alrededor de kilómetro y medio (una milla) por las calles de Phoenix, desde un parque del centro de la ciudad hasta la oficina de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), que estaba cerrada, como muchas oficinas federales debido al festivo del Día de Cristóbal Colón.

Los manifestantes corearon lemas como "no más deportaciones" y "Cierren el ICE". Los organizadores dijeron que desean que de suspendan las deportaciones a fin de que las familias puedan permanecer juntas.

La mayoría de los procedimientos de migración están suspendidos debido al cierre parcial del gobierno federal, pero las deportaciones continúan.

No fue posible contactar a representantes de la ICE para conocer sus puntos de vista debido al festivo y el cierre parcial del gobierno federal.