El tiro al blanco recreativo es ilegal en Ironwood Forest National Monument, después de años de controversia sobre la práctica.

La Oficina de Administración de Tierras (BLM, por sus siglas en inglés) impuso la prohibición el lunes 25 de febrero, en lo que fue la adopción por primera vez de un plan para controlar el monumento de 13 años de edad en el valle de Avra, al noroeste de Tucsón.

La decisión es una gran victoria para los grupos ambientalistas. Ellos han dicho desde hace tiempo que la proliferación de tiradores en el monumento estaba causando graves daños a los cactus, a rocas con petroglifo, árboles y otros recursos que el gobierno federal creó para proteger el monumento.

Pero es una gran derrota para los grupos como la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés). La NRA ha sido durante mucho tiempo escéptica de que el tiro al blanco esté causando estos problemas, y dijo que no es justo cerrar un monumento en su totalidad a los tiradores debido a los actos de algunos.

El BLM decidió la prohibición después de que sus estudios concluyeron que los tiradores han dañado los recursos nacionales en más de 30 sitios. Se estudió la posibilidad de reservar una o dos áreas para el tiro, pero concluyó que sufrirían mucho más daño por la presión concentrada de disparos, dijo Brian Bellew, gerente de campo de la oficina del BLM en Tucsón .

Al principio, sólo hablarán con las personas que sean sorprendidas practicando el tiro al blanco en el monumento, apelando a la educación pública, dijo Bellew.

Los citatorios legales a quienes violen la prohibición empezarán a aplicarse hasta después de que el BLM publique en el Registro Federal normas complementarias y un calendario de ejecución para el monumento, dijo.

Recreational target shooting is now illegal at Ironwood Forest National Monument, following years of controversy about the practice.

The U.S. Bureau of Land Management imposed the shooting ban on Monday in adopting its first-ever plan to manage the 13-year-old monument in the Avra Valley, northwest of Tucson.

The decision is a big victory for environmental groups. They have long said that the monument's proliferation of target shooters was causing severe damage to cacti, petroglyph-bearing rocks, trees and other resources that the federal government created the monument to protect.

But it's a major defeat for groups such as the National Rifle Association. The NRA has long been skeptical that target shooting is causing such problems and said that it's not fair to close an entire monument to shooters due to the activities of some.

The BLM decided on the ban after its studies concluded that shooters damaged national resources at more than 30 sites. It studied the possibility of setting aside one or two areas for shooting, but concluded they would suffer much more damage from concentrated shooting pressure, said Brian Bellew, BLM's Tucson field office manager.

At first, people caught target shooting in the monument will simply be talked to, in the name of public education, Bellew said. Citation of violators will start after BLM publishes supplemental rules and an enforcement schedule for the monument in the Federal Register, he said.