Senadores presentan primer proyecto ley migratoria

2013-04-19T00:00:00Z Senadores presentan primer proyecto ley migratoriaThe Associated Press The Associated Press
April 19, 2013 12:00 am  • 

WASHINGTON.- El grupo bipartidista de ocho senadores dijo que la propuesta de ley de reforma migratoria que presentaron el miércoles 17 es un punto de partida que se fortalecerá con sugerencias aportadas por diferentes actores del espectro político.

El proyecto busca condicionar la opción de la naturalización para los 11 millones de inmigrantes sin papeles a un reforzamiento de la seguridad fronteriza.

Sectores conservadores ven al proyecto de ley como una recompensa inmerecida para personas que ingresaron a Estados Unidos violando las leyes, mientras que activistas al otro lado del espectro consideran injusto condicionar la opción de la naturalización a la mejora de la seguridad fronteriza.

"Nuestro sistema migratorio está roto y es hora de una conversación nacional sobre cómo arreglarlo", dijeron en un comunicado los republicanos Marco Rubio, John McCain, Jeff Flake y Lindsey Graham, y los demócratas Dick Durbin, Chuck Schumer, Bob Menéndez y Michael Bennet.

La presentación del proyecto de ley abre un debate público a iniciarse con las audiencias que el comité judicial del Senado tenía previstas para el viernes 19 y el lunes 22. La iniciativa es la más ambiciosa desde la presentada ante el pleno del Senado en 2007, pero su éxito no está garantizado.

El presidente del comité judicial de Senado, el demócrata Patrick Leahy, indicó que una vez que se ha presentado el proyecto de ley "podemos comenzar el trabajo serio de debatir y votar las enmiendas, y votar una versión con enmiendas para elevarla al pleno de Senado". La jefa de la bancada republicana en la cámara baja, Cathy McMorris Rodgers, expresó su disposición a continuar "en los próximos meses con esta conversación necesaria".

Según el director del Centro para Estudios Migratorios (CIS, por sus siglas en inglés) Mark Krikorian, el proyecto de ley es inadecuado porque concede la legalización provisional de manera casi inmediata, pero promete para el futuro la seguridad fronteriza.

"Una vez que los ex ilegales hayan obtenido el estatus legal provisional, no tiene mucha importancia si el próximo requisito se cumple, porque simplemente significará que ellos no pueden obtener la residencia permanente. ¿Pero eso realmente les importa?", se preguntó.

La nueva legislación busca reformar radicalmente el sistema de inmigración de Estados Unidos: anuncia el comienzo de nuevos programas de visas para trabajadores de baja y alta cualificación, requiere un enfoque nuevo y estricto sobre la seguridad fronteriza, instituye un nuevo requisito de que todos los patrones verifiquen el estatus legal de sus trabajadores, y abre un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que están en el país de forma ilegal.

La Unión de Campesinos (UFW, por sus siglas en inglés), la mayor coalición de jornaleros agrícolas en Estados Unidos, señaló en un comunicado que el proyecto de ley "ayudará a mejorar las condiciones y oportunidades laborales" y "ayudará a muchos jornaleros indocumentados a obtener la legalización mientras continúan trabajando en el sector agrícola".

La UFW recibió también de manera positiva que el programa de visas H-2A será reemplazado con un programa nuevo que "incluirá importantes protecciones nuevas".

El documento de 844 páginas, negociado a puertas cerradas durante meses y presentado al Senado en la madrugada del miércoles 17 de abril, está numerado S. 744 y lleva como título "Proyecto de Ley 2013 para la Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización Migratoria".

El presidente Barack Obama ha reiterado su expectativa de que el proceso legislativo culmine durante el primer semestre de 2013 y afirmó que el proyecto incluye conceptos fundamentales con los que él coincide, aunque admitió que la iniciativa no satisface sus expectativas completamente.

Los integrantes de otro grupo bipartidista de ocho legisladores en la cámara baja aplaudieron la iniciativa del Senado y ofrecieron tener pronto su propia versión, aunque no dieron una fecha.

El presidente del Comité de Legisladores Hispanos, el demócrata Rubén Hinojosa, expresó en un comunicado su beneplácito porque el proyecto de ley incluye "la mejor propuesta jamás presentada a los Dreamers", refiriéndose a los inmigrantes menores de 30 años que fueron traídos al país sin autorización cuando eran niños.

El proyecto de ley propone que los Dreamers y los extranjeros dedicados a labores agrícolas legalicen su estatus sin esperar a la certificación de la seguridad fronteriza, por lo que podrían obtener su residencia permanente al cabo de cinco años y los Dreamers podrían obtener la naturalización inmediatamente después.

Kica Matos, portavoz del Movimiento por Una Reforma Migratoria Justa (FIRM, por sus siglas en inglés), calificó en un comunicado al proyecto de ley de "punto de partida", y expresó su disposición para mejorarlo expandiendo "la cantidad de personas que son elegibles para la ciudadanía".

"La fecha límite para elegibilidad, así como otras restricciones injustas, dejarán a cientos de miles de familias fuera del proceso y crearán todos los problemas morales y prácticos con que empezamos. Que el proceso para la ciudadanía tome 13 años es injusto; se tiene que reducir sustancialmente", indicó la portavoz de la coalición más grande de grupos de derechos de inmigrantes.

Los inmigrantes sin papeles que hayan fijado residencia en Estados Unidos antes del 31 de diciembre de 2011 que aún permanezcan en el país y que cumplan con otros requisitos legales podrán obtener un estatus legal provisional una vez que la Secretaría de Seguridad Nacional certifique al Congreso un aumento en la seguridad fronteriza y optar por la residencia permanente 10 años más tarde, según el proyecto de ley.

El proyecto establece que solamente podrán obtener el estatus legal provisional aquellos inmigrantes sin papeles que paguen una multa de 500 dólares, impuestos atrasados y que no hayan sido hallados culpables de delitos graves, delitos simples, delitos según leyes extranjeras, que no hayan cometido más de tres faltas menores y que no hayan votado de forma ilegal.

WASHINGTON. -- El octeto bipartidista de senadores introdujo el miércoles, 17 de abril, un esperado proyecto de ley de reforma migratoria que condiciona a un reforzamiento de la seguridad fronteriza la opción de la naturalización para los 11 millones de inmigrantes sin papeles.

El republicano Marco Rubio, senador de Florida, uno de los ocho autores, admitió en un comunicado que el proyecto de ley "no es perfecto, pero confío en que un proceso abierto y transparente a las sugerencias del público lo hará mejor".

El documento, negociado a puertas cerradas durante meses y presentado al Senado en la madrugada del miércoles, está numerado S. 744 y lleva como título "Proyecto de Ley 2013 para la Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización Migratoria".

Sectores conservadores ven al proyecto de ley como una recompensa inmerecida para personas que ingresaron a Estados Unidos violando las leyes, mientras que activistas al otro lado del espectro consideran injusto condicionar la opción de la naturalización a la mejora de la seguridad fronteriza.

Además de Rubio, el octeto de senadores está conformado por los republicanos John McCain, Jeff Flake de Arizona, y Lindsey Graham de North Carolina, y por los demócratas Dick Durbin de Illinois, Chuck Schumer de New York, Bob Menéndez de New Jersey y Michael Bennet de Colorado.

El proyecto planea develar contempla otorgarle estatus legal provisional -y la opción de residencia permanente 10 años más tarde- a inmigrantes sin papeles que hayan fijado su residencia en Estados Unidos antes del 31 de marzo de 2011, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones.

Quienes deseen beneficiarse del programa -que empezaría hasta que la Secretaría de Seguridad Nacional certifique al Congreso que ha reforzado la seguridad en las fronteras- deberán permanecer en Estados Unidos todavía y cumplir con otros requisitos legales, agregó el texto.

El proyecto de ley establece que solamente podrán obtener el estatus legal provisional aquellos inmigrantes sin papeles que paguen una multa de 500 dólares, impuestos atrasados y que no hayan sido hallados culpables de delitos graves, delitos simples, de delitos según leyes extranjeras, que no hayan cometido más de tres faltas menores y que no hayan votado ilegalmente.

El documento indica que las personas con el estatus legal provisional podrán trabajar para cualquier patrón y viajar al extranjero, pero no podrán percibir prestaciones del gobierno federal. El estatus provisional podría renovarse a los seis años al pagar otros 500 dólares.

Al cabo de 10 años con el estatus legal provisional, los beneficiarios podrán optar por la residencia permanente, siempre y cuando hayan mantenido su residencia en Estados Unidos, pagado impuestos, trabajado con regularidad en Estados Unidos, posean conocimientos de inglés y de la sociedad estadounidense, y paguen otra multa de mil dólares.

Los inmigrantes menores de 30 años que fueron traídos a Estados Unidos sin la debida documentación cuando eran niños -conocidos como "dreamers"- y los extranjeros dedicados a labores agrícolas podrían beneficiarse de la medida sin esperar la certificación de la seguridad fronteriza, por lo que podrían obtener su residencia permanente al cabo de cinco años. Los dreamers podrían obtener la naturalización inmediatamente.

La iniciativa de ley actual estipula que los residentes permanentes deberán esperar cinco años para optar por la naturalización, o tres si están casados con ciudadanos estadounidenses.

El proyecto de ley establece que los interesados podrán solicitar el estatus provisional solamente después de que aumente la seguridad en las fronteras, al detener o evitar el ingreso del 90% de las personas que intentan ingresar ilegalmente a Estados Unidos y al colocar cercas, infraestructura y tecnología a lo largo de la frontera, para lo cual asignaría 4.500 millones de dólares.

Si la meta del 90 por ciento de detenciones no se alcanza en tramos de la frontera durante los primeros cinco años, se crearía una comisión conformada por cuatro gobernadores de estados fronterizos, que emitirá recomendaciones para cuya implementación se dispondría de 2 mil millones de dólares.

Otros requisitos para que los interesados puedan iniciar el trámite son la implementación de un sistema para evitar que todos los patrones contraten a personas no autorizadas a trabajar y de un sistema electrónico para monitorear salidas del territorio estadounidense en puertos aéreos y marítimos.

La Casa Blanca ha expresado su preferencia por una reforma migratoria que no condicione la opción de la naturalización para los inmigrantes sin papeles a la seguridad fronteriza.

El proyecto de ley busca también crear una visa "W" para los trabajadores de baja capacitación académica, y ofrecer 20 millones de dólares para la creación de una nueva dependencia gubernamental encargada de determinar los máximos anuales de la nueva visa y declarar cuando haya escasez de mano de obra.

La iniciativa de legislación para una reforma amplia de las leyes migratorias también busca crear nuevas oportunidades de inmigración para trabajadores altamente cualificados, así como un nuevo "visado por méritos", dirigido a personas con talentos especiales o por determinados lazos laborales o familiares.

El proyecto de ley establecería un cambio fundamental en el actual sistema de inmigración, centrado durante mucho tiempo en los lazos familiares, al dar más importancia en las habilidades de los inmigrantes potenciales y su potencial de recibir empleo en Estados Unidos.

La propuesta representa el intento de reforma migratoria más ambicioso desde 1986, y busca un balance entre la seguridad fronteriza solicitada por los negociadores republicanos, y las prioridades demócratas de ofrecer la opción de la naturalización para los inmigrantes sin papeles sin imponer grandes condicionantes.

La Comisión Judicial del Senado realizará audiencias sobre el proyecto de ley a partir del viernes. Numerosos grupos activistas, empresariales y religiosos se sumarán al debate en esas audiencias. Una vez que se hagan las enmiendas que se crean necesarias, el proyecto se sometería a votación en el pleno de la Comisión en mayo.

El octeto de senadores está conformado por los republicanos Marco Rubio, John McCain, Jeff Flake y Lindsey Graham, y por los demócratas Dick Durbin, Chuck Schumer, Bob Menéndez y Michael Bennet.

Otro grupo bipartidista prepara un proyecto de ley similar en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos. Varios representantes conservadores son reacios a ofrecer la naturalización a personas que han incumplido leyes estadounidenses.

Uno de ellos es el representante republicano Lamar Smith. El lunes, en el pleno de la cámara baja, Smith dijo que el proyecto de ley del Senado "incluye un error fundamental: Legaliza casi a cualquiera que se encuentre en el país ilegalmente, algo también llamado amnistía, antes de garantizar la seguridad fronteriza. Como resultado, la propuesta de Senado es una invitación abierta para entrar al país ilegalmente. Millones más lo harán antes de que la frontera esté segura", agregó.

La iniciativa de los ocho senadores, entre los que hay conservadores y liberales, es un intento cuidadoso por equilibrar, por un lado, el enfoque en la seguridad fronteriza y la aplicación de las leyes -como han insistido los republicanos- y por el otro, el hacer el camino a la ciudadanía ampliamente accesible -una de las prioridades demócratas.

El senador demócrata Schumer, uno de los integrantes del octeto que redactó la iniciativa, dijo que un elemento clave de la propuesta es prevenir que se produzca una ola de nuevos inmigrantes.

"Siempre he dicho que los estadounidenses reaccionarán con sentido común y serán prácticos y equilibrados hacia la inmigración legalizada y los 11 millones que ya están aquí, siempre y cuando estén convencidos de que no habrá futuros flujos de inmigración ilegal, y esa ha sido la filosofía que creo que ha guiado a nuestro grupo ", dijo el demócrata por Nueva York. "Hemos elaborado una propuesta que ha hecho más o menos eso".

Schumer y otro líder del grupo, el senador republicano McCain, tenían previsto reunirse el martes con el presidente Barack Obama para informarle sobre la iniciativa de legislación, una de las principales prioridades del presidente para su segundo mandato.

Obama ha reiterado su expectativa de que el proceso legislativo culmine durante el primer semestre de 2013.

---

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: www.twitter.com/luisalonsolugo

@s:AP

@t:04/15/13 23:55

Copyright 2014 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Activate

La Estrella video

La Estrella: Más mariachi y Cantinflas

Neto Portillo Jr. y Luis Carrasco se diviertan con mariachi y el chato.

La Estrella: Mariachi, Cantinflas y río Sonora

La Estrella: Mariachi, Cantinflas y río Sonora

Ernesto "Neto" Portillo Jr. y Liliana López Ruelas hablan sobre música, películas y Sonora.

La Estrella: noticias y música

La Estrella: noticias y música

Ernesto "Neto" Portillo Jr. y Luis Carrasco presentan noticias sobre el consulado de México.

La Estrella: Celebrando el beisbol

La Estrella: Celebrando el beisbol

Ernesto "Neto" Portillo Jr. y Liliana López Ruelas hablan de los muchachos del deporte.

La historia de una inmigrante guatemalteca

La historia de una inmigrante guatemalteca

Editor Ernesto "Neto" Portillo Jr. y el reportero Luis Carrasco hablan de Karen Soto y su hija.

Raw: Bolivian Dancers Attempt to Break Record

Raw: Bolivian Dancers Attempt to Break Record

Más de 2.700 bailarines interpretaron el viernes la Morenada, una de las danzas folclóricas …

La Estrella de Tucsón con información sobre la crisis de los refugiados centroamericanos

La Estrella de Tucsón con información sobre la crisis de los refugiados centroamericanos

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco h…

La Estrella de Tucsón con información sobre la final de la Copa del Mundo

La Estrella de Tucsón con información sobre la final de la Copa del Mundo

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y y Liliana López Ruelas, de l…

La Estrella de Tucsón ofrece una reportaje sobre los Soñadores

La Estrella de Tucsón ofrece una reportaje sobre los Soñadores

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco h…

La Estrella de Tucsón presenta a un cantautor Cubano en el Viejo Pueblo

La Estrella de Tucsón presenta a un cantautor Cubano en el Viejo Pueblo

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, presenta la nueva edición de L…

La Estrella de Tucsón presenta a jóvenes captando la frontera con sus cámaras

La Estrella de Tucsón presenta a jóvenes captando la frontera con sus cámaras

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco, …

La Estrella de Tucsón presenta la historia del inmigrante Daniel Neyoy

La Estrella de Tucsón presenta la historia del inmigrante Daniel Neyoy

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y el reportero Luis Carrasco, …

La Estrella de Tucsón presenta su suplemento especial: Brasil 2014

La Estrella de Tucsón presenta su suplemento especial: Brasil 2014

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y Liliana López Ruelas, de la …

La Estrella de Tucsón sigue con su serie: 50 objetos

La Estrella de Tucsón sigue con su serie: 50 objetos

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, y Liliana López Ruelas, de la …

Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza

Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza

La Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza organizó una vigilia de 48 horas en Ambos Nogales.

La Estrella de Tucsón celebra su edición 501

La Estrella de Tucsón celebra su edición 501

Ernesto "Neto" Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucsón, habla de la edición de esta se…

Most Popular

Deals, offers & events

View more...