Dos intentos de destitución se han emprendido en contra de miembros del Distrito Escolar Unificado de Sunnyside (SUSD, por sus siglas en inglés).

Uno de ellos apunta a Buck Crounch y a Daniel Hernández Jr. Un grupo liderado por el ciudadano Marcos Castro formuló la petición en la oficina del Superintendente Escolar del Condado Pima a mediados de agosto, un mes después de que otro grupo iniciara un esfuerzo por la revocación de Louie Gonzales y Bobby García, miembros de la Mesa Directiva.

Los dos intentos de revocación han enfrentado a quienes apoyan al superintendente Manuel Isquierdo contra miembros de la comunidad que se oponen a su liderazgo.

Crouch y Hernández están entre los principales críticos de Isquierdo, aludiendo a lo que ellos llaman un comportamiento antiético: acogerse a la bancarrota antes de que se programara la pérdida de su casa en Oro Valley por juicio hipotecario; deber más de 150 mil dólares de impuestos y tener la licencia suspendida por no pagar unas multas ni presentarse a citatorios en la Corte.

Isquierdo también ha enfrentado críticas por hacer cargos inapropiados a la tarjeta de crédito del distrito y porque el SUSD utilizó a estudiantes deportistas para entregar propaganda en favor de la aprobación electoral de un bono en años pasados.

Por el otro lado, García y Gonzales, junto con la también integrante de la directiva Eva Carrillo Dong, han dado su apoyo a Isquierdo, argumentando el incremento de la tasa de graduación del distrito y el acceso de los estudiantes a la tecnología.

Recientemente, Crounch presentó una queja en reuniones públicas con la oficina del Procurador del Condado Pima y el Procurador General de Arizona, donde dijo que Gonzales, García y Dong asistieron a un evento del distrito sin notificarlo a la ciudadanía.

Crouch denunció además que, deliberadamente, Hernández y él no fueron convocados por el hecho de no apoyar a Isquierdo.

La división entre los miembros de la Mesa Directiva inició en abril, luego de que Isquierdo fuera nombrado finalista único al puesto de superintendente en San Antonio, Texas.

Sin embargo, Isquierdo renunció a sus aspiraciones ante la cobertura negativa que recibió de la prensa que ventilaba sus problemas personales y legales. Las críticas a Isquierdo aumentaron en junio, cuando la Mesa Directiva de Sunnyside aprobó una extensión de dos años a su contrato.

Gonzales, García y Dong aprobaron la ampliación del contrato, mientras que Crouch y Hernández se opusieron.

La prórroga provocó el primer intento de revocación contra Gonzales y García, el cual fue presentado el 17 de julio en la oficina del Superintendente Escolar del Condado por un grupo llamado Sunnyside Recall 2013 (Revocación Sunnyside 2013).

Ambos grupos deben reunir mil 345 firmas para que se convoque a una votación por la destitución. El grupo Sunnyside Recall tiene hasta el 14 de noviembre para presentar las firmas, mientras que el plazo para el grupo de Castro vence el 14 de diciembre.

Contacta a Jamar Younger en jyounger@azstarnet.com o al 573-4242. En Twitter: @JamarYounger.