RENO, Nevada. (AP) — El fabricante de vehículos eléctricos Tesla Motors está preparando un lugar cerca de Reno, Nevada, como posible sede de una nueva fábrica de baterías, aunque todavía sigue evaluando otras opciones.

La empresa informó el jueves que encontró el lugar en Nevada en junio. Agregó que la decisión final de dónde construirá la planta de 5.000 millones de dólares se tomará en los próximos meses. Tesla dice que es una "gigafábrica" y que podría emplear hasta 6.500 personas para el año 2020.

La competencia por la fábrica es intensa. California, Nuevo México, Arizona y Texas también la quieren. Tesla quiere que la planta suministre baterías a su vehículo eléctrico Modelo 3 que saldrá a la venta en 2017.

"Cualquier inversión es menor comparada con los ingresos que podrían perderse si el lanzamiento del Modelo 3 se ve afectado por cualquier retraso en nuestra gigafábrica", informó la empresa en un comunicado.

Pero los estados están dificultando la decisión. El jueves Arizona dijo que aprobó un permiso de 3.000 millones de dólares para que Tesla construya la fábrica en Tucson, aunque la empresa no lo ha solicitado.

Hace tres semanas, el gobernador de California Jerry Brown promulgó una ley que incluía incentivos fiscales que parecían creados para la empresa.

En una conferencia de prensa el jueves, el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, dijo que "la pelota está en la cancha del gobernador y la Legislatura" de Nevada. Agregó que la empresa desea incentivos justos para el estado y la compañía.

También el jueves, Tesla y su principal suministrador de baterías, Panasonic Corp., anunciaron que colaborarán en la nueva fábrica. Tesla construirá la planta y Panasonic las baterías.

______