GUADALAJARA, Jalisco.- La ciclista Érika Varela habría sido agredida por su entrenador Arturo Meneses durante el Campeonato Nacional 2013, disputado el pasado domingo 23 de junio en Guadalajara, según el testimonio de Gustavo García, un aficionado a este deporte quien fotografió el incidente.

Con empujones, gritos y forcejeos Meneses, quien también es el presidente de la Asociación de Ciclismo del Estado de México, le reclamó a la subcampeona panamericana juvenil de 19 años que hubiera abandonado la prueba de ruta, ya que ella era una de las favoritas al triunfo.

"Me acerqué porque oí gritos, la estaba regañando, exigiéndole resultados. Por lo que alcanzaba a oír le decía que cómo era posible que se bajara de la bicicleta por una ponchadura si ella era de las mejores y podía alcanzarlas si se quedaba atrás", relató García.

"La estaba regañando y después la empezó a insultar, a decirle de cosas, que no tenía cerebro, que ya madurara y cosas así".

El incidente sucedió en la Avenida Ávila Camacho, donde Meneses detuvo el vehículo oficial del Estado de México que custodiaba a las pedalistas y que fue de donde se bajó Varela para continuar la discusión que había iniciado dentro. La bicicleta de la atleta ya estaba en el techo del carro.

"Él le decía: '¡Súbete al carro!', y ella: '¡No me voy a subir, ya no me mandas!', y él le dijo:'OK, ya no te mando terminando la carrera, pero ahorita sí te mando y súbete'. Total que la quiso subir a fuerza y ella no se dejaba", detalló el ciclista amateur que captó la imágenes.

En las tomas se observa que Varela trata de sujetarse al cofre del vehículo, mientras Meneses forcejea con ella, poniéndole una rodilla en la entrepierna para hacer palanca. Al final, ella cae.

"Se le caía y la quería levantar, la empujaba y fue cuando la aventaba, y así estuvieron desde el frente de la llanta de adelante hasta la puerta", detalló.

García aseguró que por el escándalo llegó una patrulla de la Policía de Zapopan, a la que el entrenador le explicó que no pasaba nada, que su pupila estaba frustrada por no haber terminado la competencia.

'Son chismes'

Contactada vía telefónica, Varela no negó ni confirmó el incidente que ocurrió el 23 de junio en el Nacional de Ruta, y ya sabía de la existencia de las imágenes.

"Esos son chismes que andan corriendo, la verdad no quiero hablar de eso", dijo la ciclista, quien se encontraba en Durango, de donde es originaria.

Terminó abruptamente la entrevista argumentando que se tenía que ir a entrenar.

Meneses reclutó a la duranguense para representar al estado de México en la temporada ciclista 2013, e incluso ella, su novio y su mamá viven en la casa del entrenador en Toluca.