BUENOS AIRES (AP) -- San Lorenzo, equipo del cual es hincha el flamante líder de la Iglesia Católica, jugará el sábado ante un rival en cuyo estadio sus jugadores hicieron desaparecer la imagen de una Virgen supuestamente porque les traía mala suerte.

Los Santos, uno de los apodos del club que lo tiene como socio ilustre al papa Francisco, marcha por debajo de la mitad de la tabla y a su rival Colón de Santa Fe le va peor porque figura penúltimo, una posición parecida a la de hace 16 meses cuando desapareció la Virgen de Guadalupe que custodiaba el estadio y nunca más se supo de ella.

Los jugadores de Colón se hicieron cargo en su momento de esa desaparición, en medio de fuertes rumores en Santa Fe de que actuaron por consejo de un brujo que encontró "culpable" a la Virgen de ser portadora de la mala suerte del equipo.

El papa estará ocupado en otros menesteres en el Vaticano, pero podría estar pendiente del resultado de San Lorenzo, 10 veces campeón en el fútbol argentino pero que ahora anda de capa caída con apenas seis puntos, siete menos que el líder Lanús. Colón figura con dos unidades sobre 15 posibles.

Con la bendición lejana del heredero de Pedro, San Lorenzo jugará en el estadio Brigadier López, donde una nueva imagen de la Virgen de Guadalupe ocupa el lugar de la anterior.

Los jugadores de Colón admitieron en un comunicado en noviembre de 2010 que sacaron la imagen de la Virgen supuestamente para restaurarla sin autorización de la Iglesia Católica, que "durante el traslado se rompió" y que como era imposible repararla entonces encargaron una nueva.

Nada dijeron sobre el destino de la imagen original.

Pero el jugador Ariel Garcé, defensor de Argentina en el Mundial de Sudáfrica 2010, dijo en un escrito que presentó a la justicia que "al ver la imagen rota, me asusté, me desesperé" y "terminé arrojando los restos de la escultura" en un lugar no revelado.

Colón rompió así un silencio de varios días, después que la Iglesia Católica exigiera al club que relevara donde estaba la Virgen, mientras la justicia iniciaba una investigación que aún no concluyó.

San Lorenzo se presentará en un estadio con una nueva Virgen de Guadalupe que lleva un año y medio reemplazando a la anterior.

Los Santos abrieron este jueves las puertas de su estadio por primera vez desde que Jorge Bergoglio fue elegido para reemplazar a Benedicto XVI y los jugadores se entrenaron de cara al partido ante Colón.

"Siento una gran felicidad y un gran orgullo de que el principal representante de la iglesia católica sea argentino", dijo el técnico de San Lorenzo, Juan Antonio Pizzi.

El entrenador habló cerca de una capilla instalada dentro del club, donde sobresale la imagen de una virgen ataviada con los colores azul y grana que luce San Lorenzo en su casaca.

En esa capilla, el papa Francisco presidió una misa el 24 de mayo de 2011 como una muestra de su fidelidad al club, entre cuyos principales fundadores figura el sacerdote Lorenzo Massa.

Además de Los Santos, a San Lorenzo también se le conoce como Los Cuervos, por el color negro que caracteriza a la vestimenta de los sacerdotes.