SAN ANTONIO (AP) -- Manu Ginóbili fue el artífice de una tremenda exhibición ofensiva por parte de los Spurs. En consecuencia, San Antonio, el equipo que no envejece, ostenta otra racha de 10 triunfos consecutivos y otra campaña con 50 victorias.

El argentino anotó 21 puntos y los Spurs aplastaron el domingo 122-104 al Jazz de Utah, para ser el primer equipo de la NBA que llega al medio centenar de triunfos en esta campaña.

Ginóbili participó durante 24:33 minutos del encuentro, en los que sumó también un rebote, dos asistencias y una falta. Los Spurs extendieron a 15 su número de temporadas al hilo con al menos 50 triunfos, un récord de la NBA.

Pero eso no parece importarles mucho a los veteranos Spurs, cuya misión principal es conquistar otro título.

"No me interesa, en realidad", dijo el entrenador Gregg Popovich sobre el hito de las 50 victorias. "Supongo que todos ustedes tienen algo que escribir sobre eso. Es mejor eso que perder 50 partidos, creo. Pensamos en otras cosas y tenemos un gran grupo de jugadores, por mucho tiempo. Ése es el motivo por el que hemos podido ganar. Los récords y las rachas no nos inquietan".

San Antonio (50-16) acertó el 62,8% de sus disparos de campo, su mejor efectividad de la campaña, para conseguir su cuarta victoria en el mismo número de enfrentamientos ante Utah en esta campaña. El francés Tony Parker totalizó 18 tantos y Tim Duncan añadió 16.

También por los Spurs, el brasileño Tiago Splitter anotó 14 puntos, capturó 10 rebotes, repartió una asistencia y cometió tres faltas, en 22:50 minutos.

Es la segunda racha de al menos 10 triunfos que consiguen los Spurs en la campaña. Ganaron 11 encuentros al hilo en noviembre.

Derrick Favors sumó 28 puntos, su mayor cantidad de la temporada, por Utah (22-45), que ha perdido cuatro compromisos en fila. Gordon Hayward anotó 17 unidades y Trey Burke agregó 13.

También el domingo, Ray Allen se sorprendió al ver cuán desmarcado se encontraba. Su asombro fue compartido por Dwyane Wade, quien incluso hizo un drible adicional antes de creer lo que miraba y de cederle un pase largo al mejor anotador de triples en la historia de la NBA.

Momentos después, el Heat se había olvidado de sus problemas recientes.

Allen anotó 25 puntos, incluidos 14 en el cuarto periodo, en una jornada que marcó un hito para el veterano, y Miami dejó atrás su peor racha en tres años al imponerse 113-104 a los Rockets de Houston.

"Cuando Ray encuentra el ritmo, es el mejor encestador de triples de todos los tiempos", consideró su compañero Chris Bosh, quien anotó 18 puntos.

LeBron James y Dwyane Wade aportaron 24 puntos por cabeza a la causa del Heat, que consiguió apenas su segunda victoria en sus últimos siete compromisos.

Miami estuvo en desventaja por 97-92 luego de que James Harden embocó un triple a la mitad del cuarto periodo. Sin embargo, el Heat definió el encuentro con una ofensiva de 21 puntos contra siete.

Allen acumuló 11 puntos durante esa buena racha, incluido un triple que le permitió rebasar a Allen Iverson para ocupar el 21er puesto en la lista de los máximos anotadores en la historia de la NBA. Fue además el triunfo número 750 conseguido por Allen en campaña regular.

"No sé cómo me desmarco", dijo Allen, quien a juicio de su entrenador Erik Spoelstra, hizo 1.000 disparos en la práctica del sábado. "Cuando lo hago, estoy listo para tirar".

En otros partidos, los Clippers de Los Ángeles apabullaron 102-80 a los Cavaliers de Cleveland, para llegar a 11 ganados en fila; los Mavericks de Dallas aplastaron 109-86 al Thunder de Oklahoma, al que no habían podido vencer en siete enfrentamientos de la campaña regular; los Suns de Phoenix derrotaron 121-113 a los Raptors de Toronto, que vieron cortada una racha de cuatro triunfos en casa, y los Bobcats de Charlotte doblegaron 101-92 a los Bucks de Milwaukee, para ampliar a cuatro su racha de victorias consecutivas.

Además, los Pelicans de Nueva Orleáns superaron 121-120 a los Celtics de Boston en tiempo extra; los Timberwolves de Minnesota se impusieron 104-102 a los Kings de Sacramento, y los Warriors de Golden State ganaron 103-102 a los Trail Blazers de Portland.