QUITO, Ecuador (AP) -- Después del embrujo de la Copa del Mundo, los futbolistas ecuatorianos aterrizaron a una triste realidad: los jugadores de 17 de los 24 equipos de primera división no cobran sueldos, algunos desde marzo, lo que motivó que el lunes declararan una paralización del torneo nacional.

La Asociación de Futbolistas Profesionales adoptó esa decisión ante la falta de respuesta de los directivos de los clubes y de la Federación Ecuatoriana. Los jugadores acudieron el lunes a un encuentro con el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, a fin de denunciar la precaria situación por la que atraviesan.

"Lo cierto es que no nos pagan cuatro meses, que no nos los afilian al seguro social, que nuestras esposas no tienen acceso al seguro social, ni nuestros hijos ... nos privan de ese derecho", dijo el vicepresidente de la Asociación de Futbolistas, Edwin Tenorio, previo al encuentro con el ministro.

Añadió que "la política de la Federación ha sido soportar y admitir a los clubes, cosas que no debería permitir, por eso es que la es culpable de todo lo que se está viviendo".

Tras la reunión, Carrasco expresó un "exhorto a los clubes y por supuesto a la Asociación para que a la brevedad posible resuelvan los problemas que ha pasado de castaño a obscuro, los derechos de los trabajadores son irrenunciables ... y están escritos para respetarlos".

Añadió un "cordial llamado" a la Federación Ecuatoriana para que "haga todo ... para que esto se solucione".

La huelga de los jugadores impediría que se cumpla la fecha programada para este miércoles en el campeonato de primera división.

En un comunicado, el gremio de los futbolistas dijo que "la huelga es el último recurso que le ha quedado a los futbolistas del país y a su organismo AFE ante la desatención de que han sido víctima".

La Federación Ecuatoriana de Fútbol, señaló en un comunicado que invitaba al gremio de los deportistas "a un reunión con el fin de tratar el tema relacionado con las deudas que mantienen los clubes con sus jugadores" para la tarde del miércoles.

Hace dos semanas, los futbolistas de diversos clubes salieron con carteles reclamando el pago de sus salarios atrasados.

De acuerdo con la normativa vigente, los equipos profesionales de Ecuador deben presentar roles de pago de los jugadores a la Federación Ecuatoriana, que en caso de no recibirlos a tiempo puede sancionar a los clubes con la pérdida de puntos y hasta de la categoría.

Ecuador participó el mes pasado en el Mundial de Brasil, por lo cual el campeonato tuvo que paralizarse, lo que redundó en la falta de recaudaciones.