Decididos a exhibir su "solidaridad" con Boston, los organizadores del Maratón de Londres realizarán la carrera el domingo a pesar de la amenaza latente de actos de terrorismo.

La capital británica ha sido un blanco de los terroristas, y las preocupaciones aumentaron luego del atentado el lunes en el Maratón de Boston, donde tres personas murieron y más de 100 resultaron heridas con la explosión de dos bombas.

El ministro de Deportes británico, Hugh Robertson, dijo que el Maratón de Londres, que es visto por unos 500.000 espectadores y se corre a través de algunos de los lugares más famosos de la ciudad, debe realizarse para demostrar que "no vamos a atemorizarnos ante este tipo de comportamiento".

"La mejor manera de reaccionar es seguir adelante con el maratón el domingo, que la gente salga a las calles y festeje como siempre lo han hecho en Londres", dijo Robertson el martes a la BBC.

"Estamos totalmente seguros que podemos mantener la seguridad en el evento. Creo que esta es una situación en la que la mejor forma de mostrar nuestra solidaridad con Boston es continuar y enviar un mensaje claro a los responsables".

Los organizadores revisan sus planes de seguridad tras el atentado en Boston, donde dos bombas explotaron cerca de la meta.

"Seguimos revisando los planes de seguridad con la policía metropolitana", dijo Nick Bitel, director ejecutivo del Maratón de Londres, en una entrevista publicada el martes en el portal de la carrera.