SOCHI, Rusia (AP) -- Mikaela Shiffrin confirmó el viernes su condición de nueva estrella del esquí alpino al convertirse en la campeona más precoz del slalom de los Juegos de Invierno.

La estadounidense de 18 años se adjudicó la medalla de oro de manera dramática, recuperándose a mitad del recorrido de la segunda manga en la estación de Rosa Khutor.

"Este ha sido uno de los días más especiales de mi vida", dijo Shiffrin. "Pero me llevé un tremendo susto al final".

Ucrania atrapó su primer oro de los juegos por medio de su equipo femenino de biatlón -que incluyó a dos mellizas- en el relevo 4x6 kilómetros.

La victoria ucraniana se produjo en momentos en el que el país atraviesa momentos aciagos por enfrentamientos que han dejado decenas de muertos en la capital Kiev.

"Cuando subí al podio lloré, y traté de esconderme detrás de los esquíes", dijo Valj Semerenko. "Es que no eran mis lágrimas, era las lágrimas de toda Ucrania".

Sergei Bubka, el legendario saltador de pértiga y presidente del Comité Olímpico Ucraniano, expresó su alegría en Twitter: "¡Gracias a las chicas - Vita y Valj Semerenko, Julia Dzhyma y Olena Pidhrushna! ... "Lo lograron por Ucrania!".

En tanto, los primeros casos de dopaje estremecieron la cita de Sochi, y los dos involucrados -una alemana del biatlón y un italiano en bobsled- fueron expulsados.

El Comité Olímpico de Alemania confirmó que Evi Sachenbacher-Stehle, quien en los juegos alcanzó figurar en el cuarto lugar en dos pruebas, dio positivo por el estimulante metilhexaneamina.

La delegación italiana informó que William Frullani, cuyo debut en el bobsled estaba previsto para el sábado, dio positivo por dimetilanfetamina, otro estimulante.

También el viernes, Canadá prolongó su reinado en el curling masculino e hizo el 1-2 en el skicross del esquí acrobático.

Pero su victoria más vibrante fue en el hockey, su deporte rey, en el que venció 1-0 a su vecino Estados Unidos para clasificarse a la final del torneo masculino, en la que enfrentarán a Suecia en procura de su tercer oro en cuatro citas.

En el resultado más abultado de una final olímpico, los canadienses vapulearon 9-3 a Gran Bretaña para conseguir su tercer oro en el curling, el deporte de equipos en el que hay deslizar piezas de granito por la pista de hielo y que siempre se presta para comentarios sarcásticos.

Marielle Thompson ganó el oro del skicross, por delante de su compatriota Kelsey Serwa y la sueca Anna Holmlund. Fue el segundo 1-2 canadiense en el Extreme Park.

Rusia y Noruega se llevaron plata y bronce, respectivamente.

Un mes antes de cumplir los 19 años, Schriffin presume ahora de medallas de oro en los Juegos Olímpicos y un mundial de esquí.

Quedó como la campeona de slalom olímpico -hombre o mujer- más joven, dejando atrás el récord de la italiana Paoletta Magoni, quien tenía 19 años cuando ganó el oro en Sarajevo 1984.

Pese a perder tiempo en la segund manga con acrobacias de más, Schriffin superó por 53 centésimas a la austríaca Marlies Schild, de 32 años. Otra austríaca, Kathrin Zettel, conquistó el bronce.

"Iba todo iba, pensando que iba a ganar mi primera medalla y en medio de todo me digo: `Parece que no'", dijo Schiffrin. "'No, te pongas a hacer esas cosas, no aflojes'".

En el patinaje de pista corta, el ruso nacionalizado Viktor Ahn se coronó en los 500 metros; la surcoreana Park Seung-hi en los 1.000; y Rusia se impuso en la posta de 5.000.

Ahn, que nació en Corea del Sur y se adoptó la nacionalidad rusa en 2011, ahora cuenta con un récord de ocho medallas en pista corta. También es el primer patinador en ganar las cuatro pruebas individuales de su disciplina en las olimpiadas.

El equipo de Estados Unidos se llevó la plata en el relevo, acabando con la sequía de sus patinadores en Sochi.