MEXICO (AP) -- Luego de un titubeante inicio, México buscará levantar cabeza en las eliminatorias mundialistas el viernes cuando enfrente una complicada visita a Honduras, en partido por la segunda fecha del hexagonal final de la CONCACAF rumbo a Brasil 2014.

Los mexicanos, que ganaron sus seis partidos de la fase de grupos, vienen de empatar 0-0 con Jamaica en el estadio Azteca y ahora necesitan de un buen resultado en Honduras si no quieren complicar su camino a la próxima Copa del Mundo.

"Lo que pasó, ya pasó", dijo el entrenador de México, José Manuel De la Torre, sobre el bajón que tuvo su equipo ante los jamaiquinos. "Apenas fue el primer empate en un partido de competencia y no nos gustó a nadie, eso está claro, pero eso no quiere decir que estemos presionados y que éste sea un partido de vida o muerte".

Luego de la primera fecha, Honduras suma tres puntos y es líder en solitario del torneo hexagonal donde se disputan tres boletos directos a la Copa del Mundo. Costa Rica, Panamá, Jamaica, México vienen detrás con un punto cada uno y Estados Unidos es sotanero.

"Todos los partidos marcan un rumbo, no nada más este, tenemos que ser claros y por supuesto el ir cosechando puntos te da un lineamiento en la tabla de posiciones", agregó "Chepo" de la Torre, quien asumió el cargo a finales de 2010 y está invicto en competencias oficiales.

Los mexicanos no tienen buenos recuerdos de sus visitas a Honduras, donde acumulan cuatro derrotas en fila y no ganan ahí desde 1993, cuando se impusieron 4-1 por las eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos 1994.

"Ahora viene un partido difícil, ante un rival bien dirigido, que tiene buenos jugadores, que ha sacado buenos resultados en su casa pero no deja de ser un partido de fútbol para el cual nosotros nos venimos preparando para buscar ganar", agregó el entrenador mexicano.

Después de Estados Unidos y México, Honduras parece ser el otro gran favorito a conseguir su segunda clasificación consecutiva a un Mundial. Los catrachos fueron el tercer equipo de la zona en clasificarse a Sudáfrica 2010 y de paso rompieron una sequía de 28 años sin jugar un Mundial.

"No sería capaz de compararme con ningún otro (país), pero sí sé que un buen triunfo ante México generaría un respeto y un avance por parte de nosotros. Creo que sería bueno para el ánimo de la gente y para los jugadores", dijo el entrenador de los catrachos, el colombiano Luis Fernando Suárez, en entrevista para el diario Diez de su país.

Honduras, que avanzó a esta fase como líder del Grupo C, comenzó el hexagonal con un triunfo de 2-1 ante Estados Unidos, algo que no lograban en eliminatorias desde 1965.

"Hace un mes atrás me hablaban de que nunca se le había ganado a Estados Unidos. A mí no me manejan los resultados pasados, me conduce la posibilidad de conseguir un triunfo y eso redondeará en que las matemáticas y las estadísticas sigan diciendo que Honduras ha ganado", agregó Suárez.

El partido se disputará desde las 17.00 (2200 GMT) en el estadio Metropolitano de San Pedro Sula.