RIO DE JANEIRO (AP) -- Brasil trae de regreso a Dunga al puesto de técnico de la selección nacional cuatro años después de que fue despedido.

El nuevo técnico fue contratado el martes, dos semanas después de que la selección fuera eliminada en las semifinales del Mundial al caer 7-1 ante Alemania.

Dunga, de 50 años, remplaza a Luiz Felipe Scolari, quien renunció la semana pasada luego del fracaso de Brasil en su intento de ganar la Copa del Mundo en su casa.

El camino para el exvolante defensivo podría ser complicado. En una encuesta dada a conocer el martes por la cadena de noticias GloboNews se reveló que 70% de los consultados no aprobaba su regreso al cargo.

"En relación a la encuesta, tenemos que superar eso", dijo Dunga. "Creo que los aficionados eventualmente entenderán el trabajo que estamos planeando, no me siento rechazado. No voy a cambiar la manera de pensar de la gente, pero cambiaré la forma en que las personas me ven".

También recordó el nombre del expresidente sudafricano Nelson Mandela.

"Sin disparar un arma cambió la manera en que la gente lo veía", agregó.

La Confederación Brasileña de Fútbol confirmó el nombramiento durante una conferencia en su sede en un suburbio de Río de Janeiro pero no dio detalles en torno a su salario. El presidente de la Confederación, José María Marín, indicó que quiere que Dunga se mantenga en el cargo hasta el Mundial de 2018 en Rusia.

Dunga presentó una evaluación franca de la situación de Brasil.

"Ya no somos los mejores", dijo. "Estamos conscientes de eso. No podemos decirle a nuestros aficionados que somos los mejores".

El exjugador fue contratado por primera vez en 2006 sin tener experiencia previa como entrenador. Fue criticado por el estilo físico que imprimió al equipo y su táctica conservadora y el martes dedicó algo de tiempo a sugerir que en esta ocasión las cosas podrían ser diferentes.

Indicó que su objetivo es el próximo Mundial. Brasil jugará la Copa América el año entrante y en una edición especial de ese torneo que se celebrará en Estados Unidos.

"En mi primera oportunidad como técnico se me pidió rescatar los valores del equipo y lograr resultados", dijo. "En esta segunda ocasión, el objetivo es preparar al equipo para el Mundial de 2018".

Dunga fue capitán de la selección brasileña que se coronó en el Mundial de Estados Unidos en 1994 y dirigió al equipo que jugó en Sudáfrica en 2010 y fue eliminado en cuartos de final. Fue despedido luego de la derrota por 2-1 ante Holanda.

"Ha mostrado la capacidad para dirigir al equipo de Brasil, no sólo con palabras sino en los números, y cumple con los requisitos para dirigir nuevamente a Brasil", dijo el presidente de la federación, José María Marín. "Fue una decisión hecha con la participación de todos los que están en la mesa en una muestra de unidad e integración total enfocada a conseguir grandes conquistas en el futuro".

Dunga dirigió 60 partidos de la selección nacional durante su primer periodo. Brasil ganó 42 encuentros, perdió seis y empató 12.