Por Redacción

La Estrella de Tucsón

ARLINGTON, Texas.– La Universidad de Connecticut se llevó el Final Four en todas sus modalidades.

Eliminó a Florida en semifinales tras recuperarse de una desventaja de 12 puntos. Y el pasado lunes 7 de abril se fue adelante casi desde que comenzó el juego, tuvo algunos sustos, pero a final de cuentas ya nunca volteó para atrás.

Los Huskies vencieron 60-54 a la Universidad de Kentucky en el estadio de los Cowboys para convertirse en el campeón nacional colegial por cuarta ocasión en su historia, segunda en los últimos cuatro años, de la mano de su estelar movedor Shabazz Napier, quien anotó 22 puntos, sumó tres rebotes, tres asistencias y, más importante, tres robos de balón cuando parecía que kentucky intentaba sacarles el título de la bolsa.

Las Huskies graduaron con honores a la generación más brillante de su historia, que incluyó a tres jugadores con dos campeonatos nacionales.

Kentucky se convirtió en el segundo equipo de la historia que abre el juego con una alineación completa de novatos.

Un total de 79 mil 283 aficionados implantaron marca de asistencia en el estadio de los Cowboys para este tipo de partidos, y junto a la entrada de las semifinales fue el Final Four más concurrido de su historia. (Información basada en el periódico Expreso de Hermosillo, México).

Prefirió un diploma

que la NBA

Shabazz Napier, la bujía del equipo de la Universidad de Connecticut, era elegible para la NBA durante su temporada como Junior (un año antes de graduar), pero le prometió a su madre, Carmen Velásquez, que se quedaría un año más para poder obtener su título universitario, informa el sitio en Internet “theday Connecticut” en una nota de Gavin Keefe.

Anota también que Napier, de 22 años y quien fue campeón nacional en el 2011 y ahora bicampeón en el 2014, será el primer integrante de su familia que gradúe de la universidad.

Nadie es más importante para Napier que su madre, pues para él ella ha sido también como su padre, ya que es madre soltera con 3 hijos; Napier es el más joven.

“La única cosa que ella siempre nos ha pedido, es que si vas a empezar algo lo tienes que terminar”, dice Napier, y es por eso que le dije que iba a terminar la universidad y obtener mi título universitario antes de tomar la decisión de irme o no a la NBA, y ella me recordaba de mi promesa.

El próximo 11 de mayo Napier recibirá su diploma y con esto cumplirá su promesa y honrará a su madre cuando camine por el estrado para recibir su diploma. Será su festejo por el Día de las Madres.

Velásquez se emociona al pensar en ese momento, “Oh, wow”, dice ella, “es algo que va a ser especial, ambos vamos a llorar”.

‘Sería un honor Jugar con Puerto Rico’

El pasado fin de semana, días antes de la final de la NCAA, Napier sacó tiempo para hablarle a la prensa sobre la posibilidad de jugar para el Equipo Nacional de Puerto Rico en el próximo Campeonato Mundial.

El canastero de 22 años ya practicó con el combinado boricua hace dos años, pero una lesión evitó que fuera incluido en el seleccionado que participó en el Centrobasket celebrado en la Isla y en el repechaje olímpico en Venezuela.

El armador de ascendencia boricua comentó que se sentía motivado de ser considerado para integrar el conjunto boricua.

“Me encantaría ir y tener esa experiencia. Sería algo único y que sin duda ayudará en mi juego para las metas que me he trazado”, mencionó. “Será un honor”.

Según ESPN, se espera que Napier sea seleccionado este verano en una de las dos primeras rondas del sorteo de novatos de la NBA.

Contacte a Felipe Lucero en el Email: flucero@azstarnet.com o al teléfono: 807-8033