AKRON, Ohio. (AP) -- En uno de sus campos favoritos, Tiger Woods dio otro paso hacia la recuperación de su nivel de juego.

Woods se apuntó el jueves seis birdies, que compensaron sus errores, y firmó una tarjeta de 68 golpes, dos bajo par, en el torneo Bridgestone Invitational. Se ubicó cuatro golpes detrás del australiano Marc Leishman, quien completó su recorrido en 64 impactos, durante un día perfecto para jugar en el campo Firestone.

Justin Rose figuró entre cinco jugadores ubicados en 65 golpes, mientras que 27 golfistas entre los 76 participantes quedaron por debajo del par.

Fue apenas un paso más para Woods, quien abrió con una tarjeta de 69 el Abierto Británico, hace dos semanas, pero se hundió en la tabla durante el resto de la semana.

"Hice varios buenos golpes", dijo Woods.

Rory McIlroy, ganador del Abierto Británico y quien la próxima semana buscará su segundo major consecutivo, se ubicaba entre los punteros hasta que no prestó atención a una trampa de arena. Incurrió en un doble bogey y alcanzó a rescatar un marcador de 69.