BALTIMORE, Maryland. (AP) -- El comisionado de Grandes Ligas, Bud Selig, está ansioso por escribir un libro, enseñar historia y descansar cuando se retire este invierno.

Sin embargo, antes que eso suceda, espera presentar a su sucesor en el cargo, quizás tan pronto como el jueves.

Los 30 dueños de equipos del béisbol se reunirán esta semana en Baltimore para elegir al sucesor de Selig. Un comité de siete hombres redujo una larga lista a tres finalistas: el jefe de operaciones de Grandes Ligas, Rob Manfred; el director de los Medias Rojas de Boston, Tom Werner; y el vicepresidente de negocios de Grandes Ligas, Tim Brosnan.

"El proceso ha funcionado tal y como pensé que lo haría", dijo Selig el martes en el estadio de los Orioles. "Les entregué una gran lista con nombres, y estos nombres estaban allí".

Para ganar la elección del jueves, un candidato tiene que recibir el voto de al menos 23 dueños.

"Hay mucha gente haciendo predicciones", dijo Selig. "Yo me mantengo al margen, porque no sé".

Cuando le preguntaron qué sucedería si no hay un consenso, Selig respondió que "el comité de siete personas ha hecho un gran trabajado. Ya veremos qué pasa".

Sólo hay algo seguro que no sucederá: que Selig cambie de parecer y decida mantenerse en el cargo.

"Lo pensé mucho antes de hacer mi anuncio en octubre del año pasado", señaló sobre el anuncio de su retiro, que en realidad fue el 26 de septiembre. "Acabo de cumplir 80 años. En la vida hay un momento para llegar y hay un momento para irse. Es algo que atesoro, y tengo muchas cosas planificadas".

Entre esos planes está escribir una autobiografía, enseñar en dos o tres universidad, y "quizás tener algo de paz y tranquilidad".

"Es el momento de que el béisbol siga su camino y es el momento de que yo siga mi camino", indicó. "Si alguien me hubiese dicho en septiembre de 1992 que estaría aquí por 22 años y medio, 23 años, eso hubiese sido impensable. Así que ya terminé".

Antes de irse, Selig espera que se resuelva la disputa entre los Orioles y los Nacionales de Washington por los derechos de transmisión. Los Orioles son accionistas mayoritarios de MASN, que transmite los partidos de los Nacionales, como resultado del acuerdo firmado cuando el equipo se mudó desde Montreal. Los Nacionales quieren más dinero de MASN por los derechos de transmitir sus partidos, y la cadena de televisión no está dispuesta a pagarlo.

"MASN es una disputa interna entre clubes", señaló Selig. "Es una meta importante antes de irme. Hemos intentado muy duro, y seguiremos tratando. Haremos todo lo posible".

En cuanto a la votación del jueves, Selig tiene una sola prioridad.

"La única meta que siempre he tenido es que cuando termine, la gente diga, `bueno, fue justo'", indicó Selig.

Dijo que le delita ver que, aunque el béisbol no tiene un tope salarial, equipos de mercados pequeños como Kansas City, Oakland y Tampa han logrado éxito.

"Ese era el objetivo con las cosa que nos propusimos en los 90", indicó. "Siempre he considerado mi trabajo como darle esperanza y fe a la mayor cantidad de lugares posibles. Y lo hemos logrado. El béisbol es mejor por eso".