Oscar Soria
Foto: Jeffry Scott

Dodgers de Los Ángeles y Astros de Houston estelarizan por estos días una Serie Mundial con un toque especial, dado que por muchos años llegaron a jugar en la misma liga y hasta fueron rivales de división.

En 1980 se enfrentaron en el último fin de semana de la temporada regular con los Astros adelante en el standing por 3 juegos; ocurrió que los Dodgers ganaron los 3 partidos, y así fue como se empataron, por lo que tuvieron que jugar un partido extra.

En aquel partido extra recuerdo se decía que los Dodgers debían poner a iniciar al jovencito de 19 años de edad Fernando Valenzuela; en cambio, pusieron a Dave Goltz, quien perdió el duelo y así los Astros avanzaron a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

En defensa de la decisión del mánager de Los Ángeles en aquella ocasión estuvo el hecho de que Valenzuela había relevado en el último juego de la temporada regular por espacio de 2 innings, aunque también relevó por otras 2 entradas en ese partido extra que perdió Goltz.

Al año siguiente empezó la “Fernandomanía” y se toparon estos clubes en una serie divisional, ello debido a que hubo una huelga que hizo que la Major League Baseball dividiera la temporada de 1981 en dos partes, antes y después de la huelga, por lo que hubo líder divisional de primera y segunda vuelta, Dodgers y Astros dominaron en el Oeste de la Liga Nacional y entonces se enfrentaron en los playoffs.

En el máximo de 5 juegos, los Dodgers salieron victoriosos. Los zurdos Jerry Reuss y Fernando Valenzuela lanzaron fabulosamente en esa ocasión.

Houston y Los Ángeles no se habían vuelto a encontrar en partidos de postemporada desde aquel 1981, y eso que estuvieron en la misma Liga Nacional hasta que los texanos se movieron a la Americana en el 2013. Ahora se están encontrando y los Dodgers de nuevo dependen de los pitchers zurdos, mayormente de Clayton Kershaw.

Es un duelo con muchos atractivos, uno de los más importantes es el hecho de tener ambos clubes un grupo de peloteros jóvenes sumamente talentosos que tratan de ser monarcas por primera ocasión, Carlos Correa, José Altuve y George Springer de Astros, y Cody Bellinger, Corey Seager y Clayton Kershaw de Dodgers. Incluso los managers A.J. Hinch (Houston) y Dave Roberts (Los Ángeles) que tienen su fama de grandes estrategas, se están estrenando en Clásico de Otoño.

Los Dodgers salieron como favoritos, por su parte, los Astros tendrían un camino de ensueño si logran coronarse. El camino que han seguido en la postemporada ha sido enfrentando a clubes con rica historia, primero pasaron sobre los Boston Red Sox, luego sobre los New York Yankees y ahora tienen enfrente a los Dodgers.

Los Astros y Tucsón

Los Astros de Houston estuvieron relacionados por mucho tiempo con Tucsón. Justamente en el año de 1980 inició la relación como sucursal Triple A de los texanos, ahí estuvieron en el Hi Corbett Field y hasta 1997 los prospectos de la organización con los Toros de Tucson.

Por ahí pasaron grandes como Craig Biggio, Bobby Abreu, Kenny Lofton, Billy Wagner, Curt Schilling, Luis González y Ken Caminiti, entre otros.

También dos buenos amigos comentaristas que tienen décadas radicando en Tucsón han estado relacionados con Houston: Francisco Romero, quien actualmente narra los juegos de los Astros, y Francisco Ernesto Ruiz, quien trabajó en la única Serie Mundial donde habían estado antes, la de 2005.

Contacta a Óscar Soria en el correo electrónico: oscsoria@aol.com.