Oscar Soria

Foto: Jeffry Scott

Foto: Jeffry Scott

Foto: Jeffry Scott

Foto: Jeffry Scott

De todo lo acontecido en un año se supone que en términos beisboleros el platillo principal es la Serie Mundial. Sin duda en este 2017 que está acabando el Clásico de Otoño reunió todos los ingredientes que requiere un platillo para colocarlo como uno de los mejores.

Los Houston Astros y Dodgers de Los Ángeles nos entregaron unos duelos que debieron convertir la Serie Mundial de 2017 en una de las mejores en la historia, y no creo sea exageración porque se venía de un Clásico de Otoño muy bueno y aun así se sintió que se superó el 2016.

En ese 2016 los Cleveland Indians y Chicago Cubs ofrecieron un espectáculo de primer nivel, estaba ese sabor reciente de un duelo fabuloso, y aun así nos atrapó por completo la batalla entre Astros y Dodgers.

Hablando en términos generales de lo que fue la temporada de Major League Baseball y buscando a la figura principal resulta difícil decidirse por un pelotero, pero tendría que estar entre Giancarlo Stanton y José Altuve dado que fueron los Jugadores Más Valioso en sus respectivos circuitos.

En resumen

El año empezó con buenos augurios porque en el mes de enero se anunció que Tim Raines finalmente recibía los votos para ingresar al Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas. Ocurrió en su décimo y último año de elegibilidad, también recibieron la buena noticia Jeff Bagwell y el boricua Iván Rodríguez.

El año 2017 lo asociaremos entre otras cosas como el que nos trajo la base por bolas intencional automática en MLB, el Clásico Mundial de Beisbol donde finalmente ganó Estados Unidos y donde hubo una confusión enorme con el sistema de competencia, y mientras todo mundo anunciaba que México estaba eliminando a Venezuela la realidad era al revés.

También en 2017 arribó el primer africano al mejor beisbol del mundo, Gift Ngoepe con los Pittsburgh Pirates. Adrián Beltré pegó su hit 3 mil, Albert Pujols ingresó al club de los 600 jonrones y en general se establecieron algunas marcas de cuadrangulares, los San Francisco Giants cortaron una cadena de llenos seguidos en su estadio que llegó a 530, marca para Liga Nacional.

Lo curioso

El 5 de enero en Dominicana el manager de los Tigres de Licey Pat Kelly ingresó al campo de juego a cambiar a su pitcher pero no tenía a nadie calentando, al día siguiente fue despedido.

El 16 de agosto los New York Mets tuvieron que poner en tercera base al receptor Travis d´Arnaud porque no tenían más. Abrió como antesalista pero se la llevó moviéndose entre esa posición y la segunda base; cada que bateaba un derecho lo movían a la segunda, cuando bateaba un zurdo lo pasaban a la tercera base, se movió 18 veces de posición en el partido. Lo mismo ocurrió con Asdrubal Cabrera quien fue el segunda base de inicio de partido.

Al final de la campaña regular, el 30 de septiembre, Andrew Romine de los Detroit Tigers jugó las 9 posiciones a la defensiva, el quinto que lo hace en la historia de MLB; lo curioso fue que jamás había cubierto la receptoría y lo hizo por un bateador y no se salvó de cometer un passball.

Controversia y escándalo

Los Cleveland Indians se metieron en una racha de 22 triunfos seguidos y aparentemente estaban tumbando la marca de MLB. Entonces apareció el caso de los New York Giants de 1916 que “oficialmente” triunfaron en 26 juegos seguidos, aunque por ahí en medio se presentó un empate, detalle que generó buena controversia.

Durante el mes de noviembre el gerente de los Atlanta Braves John Coppolella recibió una suspensión de por vida por MLB debido a serias violaciones al reglamento en firmas internacionales entre 2015 y 2017. Fue el mayor escándalo del año, aunque por el mes de enero fue cuando se anunció del castigo a los St. Louis Cardinals tras el hackeo que hicieron ellos sobre los Houston Astros, que de hecho llevó prisión a un empleado de los Cardinals y la suspensión de por vida del mejor beisbol del mundo.

En Arizona

Se dio una buena temporada con los Arizona Diamondbacks, donde la firma de J.D. Martínez fue probablemente lo que vino causando el mayor alboroto. Sobre todo aquel 4 de septiembre en Los Ángeles, donde pegó cuatro cuadrangulares en el partido encaminando al equipo a la que era la victoria 11 seguida.

La racha del equipo terminó en 13 triunfos seguidos, se metieron a playoffs y el piloto Torey Lovullo terminó siendo el Mánager del Año en la Liga Nacional.

Correo electrónico: oscsoria@aol.com