BURSA, Turquía (AP) -- Nada menos que talento, fuerza y goles. Ingredientes que abundan en los cruces entre Uruguay con Irak y Francia ante Ghana el miércoles por las semifinales de la Copa Mundial Sub20.

Dueños además de un encomiable amor propio, los cuatro equipos llegan envueltos en una notable paridad al tramo final del certamen iniciado el 21 de junio y que ya no cuenta con favoritos como España, Portugal y México.

Uruguay-Irak jugarán en Trabzon y Francia-Ghana lo harán en Bursa. Los ganadores chocarán por el título de campeón y los perdedores por el tercer puesto en jornada doble el sábado en el estadio Ali Sami Yen Arena, de Estambul.

Irak es el único de ellos que continúa invicto y además es la primera vez que alcanza las semifinales de una prueba mundialista de la FIFA de cualquier categoría, mientras Ghana es el único campeón del cuarteto, corona que obtuvo cuando le ganó a Brasil la final en Egipto 2009.

Este Mundial es atractivo desde todo punto de vista y promete ser mejor. Los semifinalistas avanzaron con un total de 18 goles en cuatro partidos, además de nueve penales en definición por esa vía, y en tres de esos duelos fue necesario ir a un alargue.

Francia pasó tranquilo con una goleada 4-0 sobre Uzbekistán, pero el resto tuvo que sufrir hasta lo último: Uruguay venció al campeón europeo España por 1-0 con un cabezazo de Felipe Avenatti en el alargue; Irak 5-4 a Corea del Sur en los penales (3-3 los 90 minutos y la media hora de extensión); y Ghana, que perdía 3-2 doblegó 4-3 a Chile un gol de Ebenezer Assifuah en el último segundo de tiempo extra.

Uruguay e Irak se presentarán sin problemas, con sus dotaciones completas ya que no tienen lesionados ni suspendidos. Los asiáticos, además, se verán beneficiados por el regreso del atacante Mohanad Abdulraheem, quien estuvo parado una fecha por doble amarilla.

"La selección uruguaya es una de las mejores de Sudamérica, cuando no la mejor", dijo el técnico de Irak Hakeem al Azzawi. "Va a ser difícil pero esperamos hacer otro gran partido. Tengo la convicción de que estaremos en la final".

Ambos equipos vienen de menor a mayor: Uruguay, tras perder en su primer compromiso ante Croacia, encadenó triunfos sobre Nueva Zelanda, Uzbekistán, Nigeria y el más importante con España, principal candidata al título, mientras Irak arrancó con un empate con Inglaterra y luego se deshizo de Egipto, Chile, Paraguay y Surcorea, en estos dos últimos casos en tiempo extra.

"Somos dos equipos fuertes que nunca se rinden, con una buena condición física", destacó el defensor y capitán uruguayo Gastón Silva. "Será un encuentro muy interesante entre dos equipos que trabajan muy bien. Tenemos que disfrutar el momento y, por supuesto, tratar de marcar un gol más que ellos para ir a la final".

Francia y Ghana coincidieron en uno de los grupos en primera ronda con triunfo de los galos 3-1 sobre los africanos, que volvieron a perder su segundo encuentro, en este caso 1-0 sobre España.

Insólito después todo lo que rodeó a Ghana: cuando estaba cayendo al precipicio, una posterior victoria 4-1 sobre Estados Unidos lo salvó y le permitió entrar a octavos como el peor de los 16 clasificados.

Después, los africanos firmaron dos remontadas, primero ante Portugal al que vencieron 3-2 tras perder 2-1, y luego ante Chile; mientras Francia, tras clasificarse segunda de su grupo se incrustó en octavos y allí vapuleó 4-1 a la anfitriona Turquía y luego asestó una nueva paliza, esta vez a Uzbekistán.

Este partido enfrenta a los más goleadores del torneo: Francia tiene 13 a favor, además de cinco en contra, mientras Ghana convirtió 12 y recibió 10, cantidad esta última que lo ubica junto con Uzbekistán como el equipo más goleado del torneo.

"Estamos muy equivocados si pensamos que nos podemos permitir volver a empezar perdiendo. Ya hemos abusado de nuestra suerte", dijo Assifuah. "De ninguna manera podemos dejar que el rival se vuelva a poner por delante. Estamos capacitados para ganar el Mundial, pero no podemos conceder tantos goles".

En las semifinales estarán el uruguayo Nicolás López, el francés Yaya Sanogo y Assifuah, que tienen cuatro goles, uno menos que los máximos artilleros del torneo, el español Jesé y el portugués Bruma. Tres dianas tiene el atacante de Irak Farhan Sakor.

El Mundial no contó con sus máximos campeones -Argentina con seis títulos y Brasil con cinco- porque no superaron la barrera de las eliminatorias sudamericanas.