SABANAS DEL YARI, Colombia (AP) -- Las FARC anunciaron el viernes que refrendaron los acuerdos de paz alcanzados recientemente en Cuba con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Así lo dio a conocer Luciano Marín o "Iván Márquez", jefe del equipo negociador de las FARC en el proceso de paz, desde las Sabanas del Yarí, donde el grupo armado realiza su décima conferencia.

"Informamos al país, a los gobiernos y pueblos del mundo que los guerrilleros y guerrilleras delegados a la conferencia han dado su respaldo unánime al acuerdo final de La Habana", dijo el jefe rebelde.

Marín sostuvo que esto demuestra la cohesión que siempre ha habido en el interior del grupo alzado en armas.

"La reconciliación del país no deja vencedores ni vencidos. Ha ganado Colombia y ha ganado el continente. Que la paz nos abrace a todos", enfatizó emocionado.

Al final del anuncio el líder rebelde evocó a "Cien años de soledad", la obra cumbre del Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez: "Se acabó la guerra. Díganle a Mauricio Babilonia que ya puede soltar las mariposas amarillas".

Márquez habló en compañía de casi todos los integrantes del secretariado, la máxima línea de mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El senador izquierdista Iván Cepeda, del Polo Democrático Alternativo, manifestó que el anuncio "es una gran noticia y creo que es ya la certeza plena de que se van a firmar el 26 (de septiembre) con toda la refrendación por parte de la guerrilla y su voluntad, los acuerdos para el punto final del conflicto armado".

Ese día en el puerto caribeño de Cartagena de Indias, Santos y el máximo jefe rebelde, Rodrigo Londoño o "Timochenko", firmarán el acuerdo final de paz.

El legislador, que ha sido una pieza clave en las negociaciones, dijo en diálogo telefónico con The Associated Press que la refrendación de los acuerdos por parte de las FARC demuestra su voluntad de paz y desmiente cualquier rumor sobre una división interna.

En cambio, el senador Iván Duque, del opositor Centro Democrático que dirige el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), comentó a AP que "ese evento que tuvo lugar en las Sabanas del Yarí es la protocolización por parte de esa organización de todos los beneficios que ya recibieron por parte del gobierno".

Los partidarios de Uribe, un acérrimo crítico del proceso de paz, sostienen que los guerrilleros no van a pagar en la cárcel por sus delitos y que gozarán de impunidad porque se someterán a un tribunal de justicia hecho a su medida.

La décima conferencia guerrillera, que se inició el sábado en esta zona del sur del país, terminará el viernes por la tarde.

El 24 de agosto el gobierno y las FARC cerraron exitosamente las negociaciones para poner fin a más de 50 años de conflicto armado interno.

El 2 de octubre está previsto un plebiscito en el que los colombianos decidirán en las urnas si aprueban el acuerdo. Para que sea refrendado se necesitan poco más de 4,5 millones de votos de los 35 millones de ciudadanos aptos para sufragar. Según encuetas privadas recientes el "sí" cuenta con una amplia ventaja.