MEXICO (AP) -- La aclamada cinta "Heli" de Amat Escalante se estrenará el viernes en Estados Unidos en un número muy reducido de salas, pero para el cineasta mexicano es comprensible porque le parece que su cinta no es de fácil consumo al mostrar una violencia real sin destellos de Hollywood.

"Eso es algo que no es fácil de consumir", dijo el realizador el miércoles en una entrevista con Associated Press. "Es más fácil ver violencia con sentido heroico o divertido. Pero cuando ves violencia social, de un problema que existe, que no es de diversión, entonces se vuelve más complicado y ambiguo"

"Heli" sigue la historia de una familia afectada por el narcotráfico en México y muestra de forma muy cruda la pobreza y el impacto de las armas y las drogas entre los jóvenes.

El filme le valió a Escalante el premio al mejor director en la edición 2013 del Festival de Cine de Cannes. El cineasta también obtuvo recientemente el Ariel, equivalente mexicano del Oscar, por la dirección de su filme.

Es la primera vez que una cinta de Escalante se distribuye en cines estadounidenses, donde se estrenará el viernes en ciudades como Chicago, Nueva York, Los Angeles, Miami.

El realizador de filmes como "Los bastardos" y "Sangre" señaló que "Heli" ya ha enfrentado a la crítica estadounidense, que le ha dado tanto reseñas favorables como comentarios sobre que "no entienden por qué existe la cinta".

"Nadie se cuestiona la función de enseñar a Schwarzenegger disparándole en la cara a un villano. Es muy claro y todo mundo lo consume sin cuestionarlo", expresó. "Pero cuando pones una situación que está afectando a la gente y experimentas con mostrar ese agujero negro que es la violencia o la corrupción, la película ha sido más cuestionada", agregó.

En la experiencia de Escalante la cinta ha sido percibida de diferentes maneras dependiendo de los lugares donde se ha exhibido, por eso se aventuró a decir que podría ser rechazada por cierto público estadounidense.

"Pese a que están al lado de México de alguna forma saben la situación, pero la conocen de una cierta manera o creen que la conocen de una forma y cuando ven que es otra sí hay un cierto rechazo", dijo.

"Heli" se ha vendido a 35 países y Escalante ha recibido ofertas para otros tantos. Pero el realizador no quiere "atorarse" con los logros de su cinta.

Sin revelar muchos detalles dijo que ya ha comenzado a concebir su siguiente proyecto, con el que busca dar un paso más allá de "Heli" y su temática.

"Quiero alejarme un poco de eso. Quisiera la próxima película no hacerla de un tema grande, quisiera hacerla algo más particular", adelantó. "Va ser algo más sencillo que `Heli', más íntimo, tal vez de una relación amorosa".

Escalante filmó recientemente el corto "Esclava", en el que aborda la prostitución infantil. El corto forma parte de una campaña social a la que se sumaron otros cineastas como Cuarlos Cuarón, Michael Rowe y Álvaro Curiel, quienes crearon filmes sobre temas como el bullying (hostigamiento escolar), la violencia de género y la violencia en comunidades.