GUAQUI, Bolivia (AP) -- Más de 2.700 bailarines interpretaron el viernes la Morenada, una de las danzas folclóricas andinas más conocidas, en un intento por alcanzar un Récord Mundial Guinness en Bolivia y reivindicar la paternidad boliviana de ese baile.

Ataviados con vistosas máscaras y pesados trajes multicolores, los bailarines llegaron de distintas regiones para lograr su meta y celebrar la festividad católica de Santiago Apóstol, patrono del pueblo de Guaquí, a 80 kilómetros al oeste de La Paz.

La festividad se inició con una procesión del patrono mientras músicos y bailarines irrumpían por las calles del pueblo.

"Hemos rebasado las expectativas; convocamos a 2.000 bailarines y han llegado más 2.700", dijo Napoleón Gómez, representante de una organización defensora del patrimonio folclórico.

"En tres semanas enviaremos todas las evidencias que exige el Récord Guinness", añadió. La televisora estatal transmitió la festividad y el gobierno prestó un helicóptero para la filmación aérea.

Perú también reivindica la paternidad de la danza, aunque la que se baila en la región andina de ese país tiene algunas variantes.

El gobierno boliviano declaró a la Morenada Patrimonio Cultural en 2011. Los dos países han polemizado antes por la paternidad de otras danzas andinas.

La Morenada se origina en la actividad minera. Según antropólogos, los indígenas la inventaron como una sátira a los esclavos negros que fueron forzados a trabajar en las minas andinas siendo diezmados por la altura y el clima.