MOSCU (AP) -- El director general del Teatro Bolshoi rechazó las críticas de un bailarín principal que aspira abiertamente a tomar su trabajo en la famosa compañía rusa.

Anatoly Iksanov respondió el martes al bailarín Nikolai Tsiskaridze, quien afirmó que se siente listo para asumir el puesto más alto en la compañía diciendo que la "fama y los escándalos" de su oponente no son suficientes para el cargo.

El pleito entre ambos aumentó luego de que el director artístico Sergei Filin fue atacado con ácido el 17 de enero. Se sospecha que el ataque contra Filin también fue producto de las rencillas internas del ballet y por ahora un bailarín ha confesado ser el autor intelectual de la agresión.

Iksanov ha acusado a Tsiskaridze de crear una atmósfera de intriga que contribuyó al ataque. El bailarín ha acusado a Iksanov de usar el ataque para dejar atrás sus problemas.

Cuando se le preguntó sobre las declaraciones del bailarín, Iksanov dijo que no haría comentarios sobre "disparates y porquerías".