Por varios años, el juego de ajedrez ha sido una de las actividades más concurridas del Festival del Libro de Tucsón.