El filme deja entrever que Tony Stark dejará de ser superhéroe.