En todo momento se escuchaban cumbias del grupo local que ponían a bailar hasta a los niños.