"Vi la necesidad de algún tipo de acercamiento para los jóvenes, tener un lugar para que vayan y no anden en las calles", nos compartió el entrenador José Moraga.

El Centro de Convenciones de Wellness de la Tribu Pascua Yaqui tiene un gimnasio de boxeo donde muchos jóvenes y adultos se reúnen por las tardes para practicar el deporte.

Para muchas personas este gimnasio es un refugio contra los malos pasos. Es dnde empiezan a valorar sus vidas y a reconocer sus errores humanos. Con el apoyo de este programa se les inculca disciplina y ejercicio.

Como efecto de este deporte, con el tiempo vienen el crecimiento y la madurez.

"Con el boxeo se encuentra la confianza, un sentimiento de gratitud y de realización personal", comentó Daniel Armenta, de 21 años.

El coach Moraga se ha dedicado a apoyar a la juventud con su pasión por el boxeo.

"Yo admiro este deporte por prestar una oportunidad de alejarse de las malas intenciones y triunfar como buenas personas de nuestra comunidad. Muchos de nuestros jóvenes que participan en este programa llegan con amargas experiencias de lo negativo que les ha sucedido en sus vidas".

Este lugar ha presenciado la fama entre su comunidad. El programa es tan popular, que el salón luce lleno en cualquier noche.

Ofrecer programas sanos para los jóvenes es parte de las buenas acciones de una comunidad comprometida con el crecimiento social.

Nos despedimos con estas palabras del boxeador Absalom Flores: "Lo fácil es pelear en el ring. Lo difícil es llegar ahí".