CANNES, Francia (AP) -- Con un vestido strapless de color fucsia que acentuaba su figura voluptuosa, la actriz Salma Hayek ya tenía garantizadas las miradas en la alfombra roja de Cannes, pero fue más allá.

Aprovechó la oportunidad para llamar la atención mundial a una crisis en Nigeria: el secuestro de más de 300 colegialas por parte del grupo extremista islámico Boko Haram.

La actriz mexicana nominada al Oscar mostró una cartel con el mensaje "Bring Back Our Girls" (Regresen a nuestras chicas) frente a las decenas de cámaras que estaban ahí para una presentación preliminar del filme animado "The Prophet" (El Profeta), que produjo.

El eslogan "Bring Back Our Girls" ha sido utilizado en redes sociales y por personas influyentes como la primera dama estadounidense Michelle Obama para exigir la liberación de las nigerianas secuestradas el mes pasado.

Hayek no es la única participante de Cannes que ha usado a los medios de comunicación para atraer la atención a un tema diferente al festival de cine de Francia. El viernes, el reparto de la película turca "Winter's Sleep" portaba carteles con la palabra (hash)Soma.

Soma es la ciudad en Turquía donde 301 personas fallecieron por el incendio y explosión en una mina de carbón, el peor accidente minero ocurrido en el país.