MADRID.- La tonadillera española Isabel Pantoja fue condenada el martes 16 de abril a dos años de prisión por un delito de blanqueo de capitales, cometido durante los años en los que mantuvo una relación sentimental con el ex alcalde de Marbella Julián Muñoz.

En principio, Pantoja, de 56 años, no ingresará a la cárcel. El ordenamiento jurídico español permite eludir la prisión si la pena no supera los dos años y se carece de antecedentes penales. La artista reúne ambos requisitos.

Decenas de personas que aguardaban el fallo a la puerta de los juzgados de Málaga, al sur del país, insultaron y zarandearon a Pantoja, quien llegó a caer al suelo antes de refugiarse a duras penas en su coche en un momento de alta tensión registrado por las cámaras de televisión. A pesar de ser una de las cantantes de copla con más seguidores en España, su imagen se ha visto muy dañada por este asunto del lavado de dinero.

La sentencia hecha pública el martes 16, todavía recurrible, pone fin a un largo proceso judicial que comenzó con la detención de Pantoja en mayo del 2007 y su posterior puesta en libertad bajo fianza. El caso empezó a juzgarse el año pasado y fue uno de los más comentados en tertulias y programas de la farándula, pues los delitos económicos se mezclaban con un triángulo amoroso.

La acusación sostenía que Muñoz usó a su ex esposa Maite Zaldívar -a la que abandonó por Pantoja- y a la propia artista para blanquear miles de dólares procedentes de comisiones ilegales del ayuntamiento marbellí.

La fiscalía solicitó tres años y medio de cárcel y una multa de 3.7 millones de euros (5 millones de dólares) para Pantoja, a la que acusó de lavar al menos 1.8 millones de euros (2.5 millones de dólares) durante la etapa en la que Muñoz era el alcalde (2002-2003) y su pareja.

La sentencia consideró probado el delito de lavado, pero rebajó la condena a dos años y la multa a 1.1 millones de euros (1.4 millones de dólares).

Por su parte, Muñoz fue condenado a siete años por delitos de blanqueo y cohecho, con una multa de 3.8 millones de euros (4.9 millones de dólares), y el juez ordenó su inmediato ingreso en prisión. Mientras que Zaldívar recibió una pena de tres años y tres meses de cárcel, con multa de 2.5 millones de euros (3.2 millones de dólares), al estimar el magistrado que su lavado de capitales fue "continuado".

La causa que afecta a Pantoja se juzgó por separado, pero guarda relación con el caso "Malaya", el mayor juicio contra la corrupción política en la era democrática española.

Muñoz y otras 100 personas, entre abogados, políticos y empresarios, están implicados en este caso que estalló en 2006 y que dirime el presunto saqueo de las arcas municipales de Marbella, el cobro de comisiones ilegales y una multimillonaria malversación de fondos públicos, entre otros delitos.

El juicio de "Malaya" inició en septiembre del 2010 y aún sigue.