Por Ernesto Portillo Jr.

La Estrella De Tucsón

No es de extrañar que la cantante Lila Downs esté trabajando en un nuevo proyecto musical centrado en el Día de los Muertos y el chocolate. La celebración de los muertos está profundamente arraigada en Oaxaca, donde Downs pasa gran parte de su tiempo, y el chocolate, bueno, pues es universalmente amado.

El nuevo proyecto representa una extensión de las pasiones y de la búsqueda intelectual de Downs, quien estudió Antropología Cultural en la Universidad de Minnesota. Para ella, el Día de los Muertos encierra poesía y belleza en la transformación de la vida a la muerte, y en el chocolate encuentra la historia de las Américas.

En la época precolombina, el chocolate se utilizaba como moneda de cambio pero también “representaba los excesos de la vida”, dijo Downs en una entrevista telefónica desde su casa en Oaxaca.

“Además, es una celebración muy rica”, agregó Downs, quien antes ha cantado sobre los placeres del mole.

Downs, ganadora de premios Grammy y Latin Grammy por su vigoroso y versátil trabajo, vuelve a Tucsón el 25 de agosto para presentarse en el Rialto Theatre. Antes se ha presentado en el Centennial Hall del campus universitario y en el Fox Theatre, en el centro de la ciudad.

A la vez que trabaja en su siguiente proyecto, Downs realiza gira por Estados Unidos para promocionar su más reciente grabación, “Raíz”, una colaboración con la cantante de folk y pop argentina Soledad y con la intérprete de flamenco Niña Pastori, de España. La música se centra en la influencia de los ritmos andaluces en la música de México y Argentina.

Por mucho tiempo, Downs ha estado fascinada con las raíces culturales y las conexiones musicales entre la gente. Su música refleja esas uniones cuando ella incorpora varias formas y ritmos musicales, incluidos los indígenas, de jazz y gitanos.

Frecuentemente colabora con otros artistas. Ha grabado con Illya Kuryaki y los Valderramas, Totó la Momposina, Rubén Albarrán de Café Tacvba y Mercedes Sosa. Más recientemente grabó con Carlos Santana.

Además de lo cultural, Downs expresa activismo social en sus canciones. La migración de niños centroamericanos a Estados Unidos la ha motivado a componer sobre “la gente más vulnerable”.

El flujo de refugiados ha brindado “una oportunidad a la gente de crear más conciencia de lo que implica la inmigración”, dijo Downs. “Creo que es un buen momento para la reflexión espiritual”.



Contacta a Ernesto Portillo Jr. al 573-4187 o en netopjr@tucson.com.