NUEVA YORK (AP) -- Pocos conocen su rostro, pero la mayoría puede reconocer su voz: ese resonante barítono que por casi cuatro décadas presentó al reparto de "Saturday Night Live".

Don Pardo, el perdurable locutor de radio y televisión cuyo estilo resonante de voz en off fue ampliamente imitado y se convirtió en la norma en su campo, murió el lunes en Arizona. Tenía 96 años.

Pardo, con una sonrisa segura opacada por su majestuosa interpretación, agració noticiarios, programas de concurso y series de TV por más de 60 años. Durante la versión original de "Jeopardy!", sus respuestas a la oración "Diles lo que ganaron, Don Pardo", fue una parte memorable del programa.

Y fue parte integral de "Saturday Night Live", pregonando los nombres del elenco al inicio de cada show.

"No hay nada como el momento en que Don Pardo dice tu nombre", dijo alguna vez el exmiembro del reparto Jimmy Fallon.

Pardo continuó en "SNL" hasta el último episodio de la temporada pasada, que se transmitió en mayo.

Tenía una voz poco común y la cuidaba; siempre tenía a mano caramelos para la tos.

"Mi voz es mi talón de Aquiles", dijo en 1985 en una entrevista con The Associated Press. "Cuando me enfermo, siempre es de la voz".

Dominick George Pardo nació en Westfield, Massachusetts, el 22 de febrero de 1918, y creció en Norwich, Connecticut.

Uno de sus primeros trabajos fue de recogedor de boletos en un cine local; aun entonces, su voz era imponente.

"Salía con una capa y decía: `Público solo de pie en el entrepiso. Asientos en la platea alta'", recordó.

Su padre, Dominick, era dueño de una pequeña panadería y quería que su hijo se dedicara al negocio familiar. Pero Pardo siguió sus propios sueños y, tras graduarse de la universidad de Emerson en Boston en 1942, comenzó su carrera como locutor en la estación de radio WJAR en Providence, Rhode Island.

Dos años después, un supervisor de la NBC lo contrató tan pronto oyó su voz. Pardo se mudó a la filial de la NBC en Nueva York y allí permaneció.