Maria Marin

Mi libro “Mujer sin Límite” cierra con esta cita: “Tu vida depende de tus pensamientos”. Si tuviera que resumirte el mensaje de motivación que llevo propagando por años, repetiría una vez más la última oración de mi libro.

Muchos dirán: “¿cómo es posible que mi destino amoroso, financiero y hasta mi salud pueda depender de un pensamiento, algo intangible que carece de forma, olor, color o sonido?”. 


Las vibraciones de tus pensamientos poseen la facultad de viajar y entrar en sintonía con otras ondas similares, sin importar la distancia. Tú atraes a tu vida situaciones, personas y circunstancias que están en la misma vibración con los pensamientos que están dominando tu mente.

Es por esto que las personas negativas atraen negatividad y los que son positivos atraen prosperidad.

Sólo existen DOS clases de vibraciones: positiva y negativa. Cada sentimiento y estado de ánimo hace que emitas una de ellas. Es imposible emitir ambas a la vez acaso no te ha sucedido que conoces a alguien y dices: “Esta persona me da mala espina”. Eso significa que captaste su vibración negativa.

Cuando tus pensamientos son de miedo, celos, odio, resentimiento, culpabilidad, venganza o amargura, hacen que envíes vibraciones negativas al Universo, las cuales atraerán todo aquello que vibre de la misma forma. Lo mismo ocurre cuando tus pensamientos son de amor, romance, fe, alegría y entusiasmo ¡automáticamente eso atraes!

Tienes el poder de vibrar positivamente todo el tiempo, porque tú escoges tus pensamientos. Comienza a pensar como millonario, saludable y rodeado de amor aunque no sea así. El Universo responderá a tus vibraciones y ¡manifestará lo que estás pensando!

Sintoniza todos los miércoles “María Marín Live” por Facebook Live 4 p.m. (hora de Tucsón)

En facebook.com/MariaMarinOnline