MÉXICO (AP) -- La portada de "Agua maldita", el nuevo disco de Molotov, promete revivir la polémica a la que el grupo de rock está acostumbrado. Y aunque en él se muestra una figura arzobispal rociando fuego, irónicamente la banda no incluyó canciones inspiradas en la iglesia.

"Es curioso, pero esta vez se nos olvidó meter temas sobre religión, pero ya vendrán", dijo el guitarrista Tito Fuentes el jueves durante una conferencia de prensa en la capital mexicana en la que la agrupación presentó su primera producción discográfica con nuevas canciones en siete años.

"Socialmente el rock and roll ha sido satanizado, hay una moral desde hace siglos en este país (México), así que en lugar de ofrecerles el agua bendita, les ofrecemos agua maldita que es puro rock and roll", agregó el músico.

El grupo, que también integran el bajista Paco Ayala, el guitarrista Miky Huidobro y el baterista Randy Ebright, señaló que pese a la ausencia de canciones con temática religiosa en "Agua maldita" en sus conciertos en vivo interpretan "Santo Niño de Atocha", una canción que plasma su crítica a la fe ciega y la religión como una manera de controlar a las masas.

"Nos parece más agresiva la pu... Iglesia en toda la historia del planeta que esta imagen (la portada del disco). Todo lo que hace la Iglesia y sus falsas pendejadas y sus pederastas", opinó Fuentes. El autor de la fotografía en el disco es el artista plástico Mauricio Alejo.

"Agua maldita", cuya producción estuvo a cargo del británico Jason Perry, saldrá a la venta el próximo martes a través de plataformas digitales y en formato físico. Es la primera producción independiente de Molotov, aunque contará con la distribución internacional del sello Universal Music.