Al empezar el concierto los fanáticos expresaban orgullo y felicidad.