"¡Que viva el rock!", gritaba el público durante todo el concierto.