Palomeando: Déjà vu en la Casa Blanca 'White House Down'

2013-06-28T00:00:00Z Palomeando: Déjà vu en la Casa Blanca 'White House Down'Opinión por "Chema" Rodríguez Especial Para La Estrella De Tucsón Arizona Daily Star

Nadie supera a Hollywood en el difícil arte de lucrar con el miedo, sobre todo con el de sus consumistas audiencias estadounidenses quienes, siempre obedientes, sacian su apetito de asombro con espectáculos visuales bien armados mientras disfrutan de lo lindo al ver sus peores pesadillas hechas realidad.

Es verdad, nada seduce más a este singular público que ver destruidas a sus ciudades más importantes (Nueva York, Chicago, Los Ángeles, San Francisco…) o derrumbarse a sus edificios más emblemáticos (el Empire State, el puente Golden Gate, la Estatua de la Libertad, la Casa Blanca…).

Las amenazas (pero eso es lo de menos) pueden tener orígenes tan disímiles como pintorescos, desde seres extraterrestres como en "Independence Day" (Roland Emmerich, 1996), extranjeros malvados como "True Lies" (James Cameron, 1994) o incluso malos patriotas como "Die hard 2" (Renny Harlin, 1990).

Últimamente ha llamado la atención de las mentes productivas de la Meca del Cine el poner en jaque al (supuestamente) lugar más protegido de la nación: la Casa Blanca, hecho que, con ganas de entrarle a la discusión, resulta bastante debatible, basta recordar la anécdota de la que se jacta el cantante de country Willie Nelson, quien asegura haberse fumado un cigarro de marihuana en una de las salas del edificio.

En este 2013 tuvimos la oportunidad de ver ya "Olympus Has Fallen" (Antoine Fuqua, 2013), con Gerard Butler en el protagónico, cinta que se adelantó cronológicamente a la que nos ocupa esta semana "White House Down" (Roland Emmerich, 2013), ambas con una premisa idéntica: una Casa Blanca secuestrada por enemigos del país más poderoso del orbe y un patito feo infiltrado con la misión de impedirlo.

Por cierto, eso de que las productoras intenten comerse mutuamente el mandado en una temática es un patrón que se repite, recordemos el caso del biopic sobre Frida Kalho, en cuya carrera resultó triunfante la propuesta de Salma Hayek, o qué tal el caso más reciente, en donde dos cintas casi idénticas sobre la caza a Bin Laden vieron la luz: "Code Name: Gerónimo" (John Stokwell, 2012) y "Zero Dark Thirty" (Kathryn Bigelow, 2013).

En "Olympus Has Fallen" un ex guardia presidencial llamado Mike Banning (Butler) se filtra al interior de la súper protegida residencia para combatir un ataque terrorista, al mismo tiempo que intenta rescatar al presidente (Aaron Eckhart), a quien los paramilitares mantienen de rehén.

¿Que por qué incluyo en esta reseña la sinopsis de otra película? Lea usted: "White House Down" cuenta la historia de Cale (Channing Tatum), un policía que, acompañado por su hija, acude a la Casa Blanca para realizar una entrevista de trabajo con el sueño de convertirse en un guardia del Servicio Secreto asignado al presidente Sawyer (Jamie Foxx).

Al negársele su petición (por su historial de indisciplina y problemas con la autoridad), desanimado e incapaz de comunicarle a su pequeña las malas noticias, se centra en el recorrido guiado al interior del inmueble en el momento preciso en que éste sufre un ataque terrorista.

Pronto el recién ninguneado agente pasa de la frustración del rechazo al heroísmo sacrificado, pues no sólo tiene en mente salvar a su hija sino al mismísimo Presidente (Foxx), con quien se dará el lujo de luchar codo a codo para abrirse paso hacia el exterior.

Es así como Cale, con todo y esos defectos que le negaron el puesto deseado, se convertirá en la única esperanza para resolver el caos que impera en el país. Completan el elenco Maggie Gyllenhaal, Richard Jenkins y James Woods.

Copyright 2015 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.