© 2014 Paramount Pictures Corporation

Hércules (Dwayne Johnson), tanto el hombre como el ser mitológico, lidera una banda de mercenarios para ayudar a poner fin a una sangrienta guerra civil en la tierra de Tracia y devolver su trono al legítimo rey. Un alma atormentada desde el nacimiento, Hércules tiene la fuerza de un Dios, pero siente el sufrimiento de un ser humano. Villanos inimaginables pondrán a prueba su potencia mítica.

Debido al predominio que ha tenido la cultura occidental a través de la historia (ya sea por sus conquistas bélicas o por su poderosa influencia comercial), son sus conocimientos, sus sabios, sus mitologías y sus héroes los más conocidos alrededor del mundo.

Es por eso que resulta más familiar hablar de Hércules, Aquiles y Odiseo, o incluso de El Cid o Arturo, que de Gilgamesh, Wong Fei-Hong o Saladino, personajes estos últimos con los que se tiene contacto sólo de casualidad o cuando se estudia una literatura o historia en particular.

Sin duda, el héroe por antonomasia de la antigüedad clásica y el más conocido hoy en día no es otro que Hércules, una figura mítica cuyas características (fuerza, temeridad, astucia, nobleza, autosacrificio…) han servido como modelo e inspirado a casi todos los superhéroes modernos que gozan del favor del público.

Tanto el personaje como sus famosos “12 trabajos” han tenido presencia en todo tipo de obras, desde historietas y dibujos animados (los dos de Disney de 1997 y 1998, por ejemplo) que tuvieron que adaptar la historia a la audiencia infantil, hasta versiones cinematográficas bastante curiosas, como la malograda “Hercules” (Luigi Cozzi, 1983) que protagonizó Lou Ferrigno, la también malograda y además ridícula “Hercules in New York” (Arthur Allan Seidelman, 1969) con un jovencísimo Arnold Schwarzenegger, y la reciente “The Legend of Hercules” (Renny Harlin, 2014), cuya mejor crítica a su favor podría ser que no aburre mucho.

Por si lo anterior no hubiera sido suficiente, toca el turno ahora a Dwayne Johnson (aún conocido como “The Rock”, aunque al actor ya no le agrade) de encarnar al mítico héroe en nuestro estreno bluckbuster de la semana, “Hercules” (Brett Ratner, 2014), en una producción que rebasó con 40 millones el costo de la versión de Harlin, sin mencionar que en el aspecto físico de sus protagonistas (“The Rock”/Kellan Lutz) se hizo otro tanto.

Al parecer, tanto Millenium Films, principal casa productora de “The Legend…” como Paramount y Metro-Goldwyn-Mayer (de la versión de Ratner) se pusieron de acuerdo para abarcar distintos pasajes en la biografía del personaje griego, pues mientras la versión de Harlin relata su juventud y el primer momento de transformación de hombre a semidiós, en la de Ratner vemos a un Hércules adulto y con la fama de sus logros a cuestas.

Esta versión tiene lugar en el año 400 A.C., y nos presenta a un atormentado Hércules (Johnson) quien, consciente de ser hijo del mismísimo Zeus, camina solitario por la Tierra, insatisfecho por su identidad, pues sabe que no es sólo un simple humano pero tampoco un dios, condición que a él sólo le ha traído desgracia y sufrimiento.

Luego de haber realizado sus famosas 12 labores, perdido a su familia (en la mitología se cuenta que él mismo la asesinó en un arranque de ira) y dedicado gran parte de su vida a regar sangre en todo tipo de guerras, el semidiós ha encontrado a otras seis almas solitarias como la suya, quienes le siguen lealmente por su gusto por el combate.

Es entonces que son llamados por el rey de Tracia y su hermosa hija para formar un ejército, misión en la que por fin encontrará un uso positivo a sus extraordinarios atributos. Su misión es entrenarlo él mismo junto a su grupo para que puedan hacerle frente a la crueldad de un tiránico gobernante que amenaza con destruirlos.

Completan el elenco Irina Shayk (Megara), Rebecca Ferguson (Ergenia), John Hurt (Cotys), Ian McShane (Amphiranus) y Rufus Sewell como Autolycus.

Hasta la próxima.

Contacte a Felipe Lucero en el Email: flucero@tucson.com o al teléfono: 807-8033