De las cintas que provocaron mi emoción en cuanto supe que iban a estrenarse en 2017 no fueron, ni de cerca, Thor: Ragnarok, Pirates of the Caribbean, The Fate of the Furious, Guardians of the Galaxy Vol. 2. Es más, ni siquiera Star Wars: Epidosie VIII, Kong: Skull Island, Logan o Wonder Woman consiguieron mucho entusiasmo de mi parte que digamos, con todo y que se sospechaba que estas tres últimas garantizarían buenos momentos cinematográficos.

No, las que a su servidor le llamaron de verdad la atención desde que supo que estaban en su fase de producción fueron Alien: Covenant (la cual me gustó, con todo y que a muchos no), Transpointing 2 (que resultó apenas aceptable), Dunkirk (buena a secas) Planet of the Apes: War (bastante sobresaliente), así como The Shape of Water (con la que Del Toro se hizo del León de oro en Venecia) y Blade Runner 2049 (que promete estar a la altura de su predecesora.

Mother! (2017), la nueva película de Darren aronovsky (Requiem for a Dream, Black Swa) es otra de las que me parecieron imperdibles para el presente año, sobre todo por tener de responsable tras la cámara a este director que, hasta eso, no ha dado un paso en falso en cada una de sus realizaciones.

Algo que habría que agradecerle a Mother! (¡y mucho!) es su campaña de promoción, la cual ha utilizado un tráiler que revela muy poco de la trama; este acierto que le permitirá al espectador sorprenderse como debe ser con los giros argumentales que el guionista y el director planearon para su producto; y es que nada tan odioso en el cine como el que los cortos te cuenten la historia completa.

La cinta nos presenta a un matrimonio joven (Jennifer Lawrence y Javier Bardem (en el filme identificados como Mother y Him, respectivamente), los cuales llevan una existencia pacífica y cómoda en su acogedora casa.

Pero todo lo anterior da un vuelco total (aunque gradual) cuando llegan a su casa una pareja madura (integrada por Michelle Pfeiffer y Ed Harris (a su vez llamados Woman y Man), quienes comienzan a alterar la vida de los anfitriones, sobre todo la de la joven mujer, quien poco a poco se verá inmersa en una vorágine de misterios y situaciones desesperantes que la pondrán al borde de la histeria.

El acierto de la cinta consiste en transformar, por medio de un paso cadencioso, lo que parecía una historia común sobre la vida conyugal de una joven pareja en un thriller intenso sobre invasión a la privacidad, la cual dará origen a giros de tuerca inesperados y revelaciones de oscuros secretos.

Un dato curioso en Mother! es que los personajes no poseen nombres propios, por ejemplo Brian Gleeson está identificado en el rol de Younger Brother, Domhall Gleeson como the Oldest Son, lo cual de despierta aún más la curiosidad del que aquí escribe.

No se la pierda. Hasta la próxima semana.