Che y Mike aprovecharon la Fiesta de San Juan el Bautista para saborear un rico 'hot dog' sonorense y pasarla de lo mejor.

Rigoberto H. Valencia